La nueva Campofrío estará terminada en noviembre de 2016

La nueva factoría de Campofrío en Burgos, que sustituirá a la que se incendió y se destruyó el pasado 16 noviembre, comenzará a construirse en julio próximo y estará concluida en noviembre de 2016, según el anteproyecto presentado hoy por el director general del grupo cárnico, Fernando Valdés.

En la presentación del anteproyecto de la nueva planta, Valdés ha precisado que la previsión de coste rondará los 215 millones de euros y que la factoría se ubicará en el mismo solar donde se encontraba la planta incendiada y ocupará unos 78.000 metros cuadrados

Además ha asegurado que la empresa mantendrá el compromiso adquirido con el comité de empresa y las instituciones para garantizar la recolocación en la nueva factoría del cien por cien de los trabajadores de la planta siniestrada.

En este sentido, el director general de Campofrío España, Ignacio González, ha precisado que en este momento se encuentran afectados por el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) por causa de fuerza mayor, declarado tras el incendio, 558 trabajadores, mientras que otros 179 empleados se han recolocado temporalmente en otras factorías del grupo.

La nueva planta será la más avanzada tecnológicamente del grupo y una de las mejores del mundo en el sector cárnico.

Tendrá capacidad para producir 100.000 toneladas al año, aunque en 2017 solo alcanzará los 86.200 toneladas de jamón cocido, ave, fiambres y embutidos.

En todo caso, se trata de niveles de producción muy por encima de las 60.000 toneladas por año de la planta siniestrada.

González ha insistido en que la empresa cumplirá todos los compromisos que adquirió horas después del incendio y que concretó algunos días después.

En este sentido, ha aclarado que los esfuerzos de la compañía se han centrado primero en garantizar la seguridad; atender a los empleados, clientes y consumidores; buscar los apoyos necesarios para garantizar el éxito del proyecto; y recuperar la capacidad de producción.

Ha asegurado que, cinco meses después del incendio, la situación se ha normalizado y se ha recuperado una capacidad de producción suficiente para atender la demanda del mercado.

Además, la empresa proyecta un plan de formación para los trabajadores que están temporalmente en desempleo, de manera que se aproveche "este paréntesis"para mejorar también ese aspecto del funcionamiento de la compañía, de cara a la puesta en marcha de la nueva planta, ha anunciado González.

Los directivos de la compañía cárnica han informado del anteproyecto a los representantes de los trabajadores antes de ofrecer una rueda de prensa para comunicar los detalles.

Después, acompañados por el presidente de Campofrío, Pedro Valbé, se han reunido con el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, en el Ayuntamiento, al que han pedido apoyo para toda la tramitación y han agradecido su compromiso con el proyecto, que han denominado "Proyecto Fénix".