La Universidad de Salamanca cierra con éxito un VIII Centenario con el rector Rivero a la cabeza

Solo la infrafinanciación y reducción de plantillas han empañado unos actos que han proyectado la institución en el mundo

El rector Ricardo Rivero realiza un balance académico del año 2018 y de la conmemoración del VIII Centenario
El rector Ricardo Rivero realiza un balance académico del año 2018 y de la conmemoración del VIII Centenario

La Universidad de Salamanca cierra con éxito la celebración de su VIII Centenario con el rector Ricardo Rivero a la cabeza. Así lo destacó durante el balance del año que «se recordará siempre» por la calidad de los actos conmemorativos, que «han proyectado la institución hacia el futuro».

«El Estudio salmantino ha estado a la altura», resumió Rivero, donde se mostró satisfecho por el impulso de reputación institucional que ha sumado la entidad en este ejercicio a pesar de criticar la situación de «infrafinanciación» en la que se encuentra.

Asimismo, se manifestó en relación a la reducción de plantillas que, según Rivero, sufre la institución. En concreto, aseguró que se perdió un «importante número de plazas docentes y de investigación y por ello apostó por «recuperarlas para seguir creciendo».

Rivero hizo este balance «desde la modestia y la sencillez, sin tirar ningún cohete ni hacer alharacas», pero orgullosos por haber «echado el resto» junto a toda la comunidad universitaria para conseguir que esta efemérides haya tenido «la repercusión que se merecía».

El rector insistió, además, que 2018 no es «un puerto de llegada», sino «una palanca en la que apoyar el futuro inmediato de la Universidad».

Por otro lado, subrayó que el Estudio salmantino avanza por un periodo de «estabilidad institucional» e indicó que el cambio de Gobierno en la institución «se llevó a cabo sin ningún estrépito», asegurando que su equipo «aprendió a gestionar una universidad de renombre en el año de mayor exigencia».

En este sentido, el rector apuntó que, para 2019, la USAL fijará su atención en el desarrollo sostenible y en elaborar una planificación estratégica participativa, «abierta a su entorno». Además, recordó que los actos de conmemoración del VIII centenario se alargarán hasta 2020, si bien con menos actividades, pero sin una «caída brusca» de las mismas. «El centenario ha sido una cristalización de ocho siglos de historia», concluyó Rivero.