Los alumnos con discapacidad tendrán el doble de cursos para completar su formación

El consejero Fernando Rey anuncia también el refuerzo de la FP Básica y la atención de estudiantes con necesidades específicas, en este nuevo esfuerzo del Gobierno Herrera, que se une a otros anteriores para una Educación más eficaz

Los alumnos con algún tipo de discapacidad intelectual tendrán el doble de cursos para completar su formación. Ésta es una de las prioridades de la futura orden sobre estudiantes con necesidades específicas.

La Consejería de Educación, que dirige Fernando Rey, también prevé el refuerzo de la Formación Profesional (FP) Básica. Un nuevo esfuerzo del Gobierno Herrera, que se une a otros que ha puesto en marcha Fernando Rey con el objetivo de ofrecer una Educación más eficaz en Castilla y León.

El documento, al que ha tenido acceso la Agencia Ical, trata de adaptar al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo a la FP Básica, de forma que se garantice el acceso, la permanencia y la progresión de este alumnado en el sistema educativo. Se tratará, además, de que el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, incluyendo las derivadas de discapacidad, se escolarizará en FP Básica en centros ordinarios siempre que esta medida favorezca su inclusión y sea posible su atención con los medios y recursos de dichos centros.

En este sentido, el borrador de la orden recuerda que estos estudiantes se escolarizará en centros ordinarios, siempre que esta medida favorezca su inclusión y sea posible su atención con los medios y recursos de los centros.

Para que se produzca una atención correcta, la Junta plantea la reducción del número máximo de alumnos en cada grupo en el proceso de admisión de alumnos, así como el agrupamiento de los estudiantes que requieran una atención educativa especial derivada de la discapacidad, a través de la configuración de grupos específicos en centros ordinarios después de ser escolarizados. En estos casos, el programa formativo será común al de los grupos ordinarios en lo referente a los módulos a cursar y competencias y resultados de aprendizaje que se deben alcanzar.

Asimismo, establece que en los grupos que requieran una atención educativa especial, derivada de la discapacidad intelectual del alumnado, se lleve a cabo una programación secuencial del desarrollo del contenido formativo del ciclo de FP Básica para que el alumno pueda cursarlo y superarlo en un máximo de cuatro cursos académicos, con el fin de poder alcanzar los resultados de aprendizaje definidos.

Del mismo modo, se plantea la configuración de subgrupos dentro del mismo grupo de primer curso, según el Decreto 22/2014, de 12 de junio por el que se regulan aspectos de la FP Básica y que determina que aquellos alumnos que no hayan promocionado a segundo curso pero que hubieran superado el 50 por ciento de los módulos profesionales de primero podrán matricularse de módulos de segundo hasta completar su horario lectivo previo informe favorable del equipo docente. De esta forma podrán coexistir en el primer curso del ciclo formativo un subgrupo de alumnado cursando contenidos de módulos de primero y segundo curso y otro cursando sólo contenidos de módulos de primer año para los estudiantes de nuestra Comunidad.

Atención individualizada

La orden también plantea la ampliación del horario escolar o del lectivo de los módulos profesionales, así como el número de horas de Formación en el Centro de Trabajo, hasta la completa adquisición de las competencias profesionales y se establecen apoyos o desdobles en módulos concretos para facilitar una atención más individualizada, siempre y cuando el centro cuente con recursos para tomar esta medida.

En este sentido, se plantea ampliar el número de horas del módulo Formación el Centro de Trabajo y seguimiento del mismo a través de programa formativo que será individualizado para cada alumno. El programa deberá recoger las actividades formativas que permitan completar las competencias profesionales.