Los ciudadanos pagan por internet uno de cada cinco impuestos autonómicos

Las autoliquidaciones en la Oficina Virtual se multiplican por diez desde 2004

Cada vez son menos habituales las colas para recoger los borradores de la declaración de la Renta
Cada vez son menos habituales las colas para recoger los borradores de la declaración de la Renta

Poco a poco, sin prisa, pero sin pausa, los ciudadanos de esta Comunidad van teniendo cada vez más confianza en las nuevas tecnologías, y más en concreto en internet, a la hora de realizar gestiones administrativas o rendir cuentas con la Agencia Tributaria.

Poco a poco, sin prisa, pero sin pausa, los ciudadanos de esta Comunidad van teniendo cada vez más confianza en las nuevas tecnologías, y más en concreto en internet, a la hora de realizar gestiones administrativas o rendir cuentas con la Agencia Tributaria. Si bien, es cierto que todavía queda mucho por delante hasta conseguir que la gran mayoría utilice esta herramienta para este tipo de gestiones, lo cierto es que una de cada cinco autoliquidaciones de impuestos autonómicos se llevan a cabo ya en la Oficina Virtual de Impuestos Autonómicos (OVIA). Un espacio que se ponía en marcha hace ya nueve años y, desde entonces, se ha multiplicado por más de diez su uso por parte de los castellanos y leoneses.

El pasado año se presentaron en esta oficina virtual un total de 123.098 autoliquidaciones por un importe de 108,9 millones de euros. De ellas, 67.825, lo que supone el 55 por ciento, se corresponden con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que es el principal que gestiona la Junta. Si bien, en lo que concierne al Impuesto de Sucesiones, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, explicaba ayer que es más compleja su gestión a través de internet, por lo que los castellanos y leoneses todavía prefieren acercarse hasta una oficina de la Agencia Tributaria para poder tramitarlo sin problemas.

Asimismo, la consejera destacaba el aumento de consultas experimentadas por la página la web de valoración de bienes puesta en marcha por la Junta de Castilla y León. Un espacio en el que el pasado año se registraron casi 770.000 consultas ciudadanas.

Desde su creación en 2004, la Oficina Virtual de la Junta de Castilla y León ha ido incorporando nuevas funcionalidades con el objetivo de ampliar y mejorar los servicios que presta. Tanto es así que ya permite consultar el estado de tramitación de un expediente tributario y presentar recursos, reclamaciones, alegaciones y otro tipo de solicitudes, como devoluciones de ingresos o certificados tributarios.

Para beneficiarse de la OVIA basta con que el contribuyente acceda al servicio a través de los portales virtuales de los ayuntamientos o de las páginas web que designen. De este modo, el ciudadano o el asesor fiscal que le represente puede pagar los impuestos locales sin necesidad de desplazarse a las oficinas de la institución, algo especialmente atractivo para los habitantes del medio rural. Además, se reduce los tiempos de tramitación y facilita el cumplimiento de los deberes tributarios, a lo que se suma la posibilidad de consultar transacciones y obtener justificantes en todo momento.