Nuclenor sigue trabajando para que la parada de Garoña sea «reversible»

El director de la central nuclear de Santa María de Garoña (Valle de Tobalina, Burgos), Miguel Ángel Cortés, ha asegurado hoy que la empresa propietaria de la planta, Nuclenor, sigue trabajando para que el proceso de parada de la instalación sea "reversible".

En una reunión informativa con los alcaldes del entorno de la planta atómica pertenecientes a la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales nucleares (AMAC), Cortés ha explicado la situación actual de la central y el trabajo que desarrolla para su mantenimiento, ha informado Nuclenor.

El director ha relatado la situación de la planta y cómo la compañía continúa "manteniendo las capacidades técnicas y organizativas con el objetivo de que el proceso sea reversible".

Actualmente, la empresa continúa enviando al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la documentación solicitada en la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) relacionada con la continuidad de la operación de la central.

Uno de estos aspectos ha estado relacionado, ha explicado, con las inspecciones que se vienen desarrollando en la vasija del reactor, según el programa previsto.

Asimismo, los representantes municipales han conocido de primera mano el estado de los proyectos que se realizan en la planta.