Castilla y León

Ponferrada se suma al plan nacional de lucha contra la radicalización violenta

La administración será la primera línea de fuego en la detección temprana

El Ayuntamiento de Ponferrada se ha sumado ya al plan estratégico nacional de lucha contra la radicalización violenta. Esta iniciativa propone que las administraciones locales sean la primera línea de fuego en la detección temprana de «actitudes que pueden derivar en problemas para la Comunidad», explicó la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo.

Publicidad

En la misma línea, el comisario de la Policía Nacional y jefe del área de estrategia y prospectiva, José Luis Serrano Merino, puso en valor el «intercambio de conocimientos» que se llevará a cabo entre los grupos locales de lucha contra la radicalización y la estructura única interministerial que abordará el fenómeno durante una jornada organizada por el Cuerpo.

Al respecto, Serrano Merino explicó que la cita pretende romper la identificación entre el fenómeno de la radicalización y el ámbito de la seguridad, que se produce cuando individuos o grupos hacen uso de la violencia para imponer ideas o creencias. En cambio, el plan propone volver la vista hacia el «proceso anterior», caracterizado por el aislamiento de la sociedad, el rechazo del diferente y la creación de sociedades paralelas.

En ese sentido, el comisario apeló a la «responsabilidad» de las autoridades locales para poner en marcha medidas que impidan que esos procesos de radicalización lleguen a convertirse en violentos.

«Desde el ámbito nacional se ofrece el apoyo a las administraciones locales en el diseño de herramientas para detectar esos grupos», explicó, aunque detalló que «Ponferrada no tiene una problemática específica, sino que previene».

Publicidad