Reflotar el empleo y asegurar la calidad en los servicios, retos de las Cortes regionales

Populares, socialistas, IU y UPL defenderán nuevas leyes para apuntalar la recuperación económica

El portavoz del grupo parlamentario popular, Carlos Fernández Carriedo, defiende los objetivos de su formación, en presencia de la presidenta de las Cortes de Castilla y León, María Josefa García Cirac
El portavoz del grupo parlamentario popular, Carlos Fernández Carriedo, defiende los objetivos de su formación, en presencia de la presidenta de las Cortes de Castilla y León, María Josefa García Cirac

VALLADOLID- Los tres grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León -PP, PSOE y mixto (IU y UPL)- tienen claro cuál es la prioridad: empleo, empleo y empleo. Una premisa fundamental para sacar adelante a muchas familias y para que se dé carpetazo, de una vez por todas, a la crisis económica más dolorosa de cuantas han azotado en las últimas décadas a España.

Y, con ese propósito, el 2014 será un ejercicio intenso en actividad parlamentaria, dado que desde enero se mantendrá el pulso (en el reglamento del Parlamento de Castilla y León, el segundo periodo de sesiones aparece marcado entre febrero y junio).

Desde el grupo parlamentario del Partido Popular, Carlos Fernández Carriedo asegura que su formación afronta el próximo año «desde la realidad, la humildad y la voluntad de trabajo», dando continuidad a la labor que viene desarrollando en la presente legislatura. Un periodo ante el que el PP se presentó con tres retos, grabados a fuego en el programa electoral del Gobierno Herrera (recuperación económica, mantenimiento de los servicios públicos y reforma territorial y de la administración).

«El primer objetivo es la recuperación económica, la salida de la crisis y la creación de empleo. Hay que señalar que ya hemos aprobado la Ley de Estímulo a la Actividad Empresarial, pero en enero se dará luz verde a la Ley Agraria, a la de Autoridad del Profesorado y a la de Museos».

En este contexto, Carlos Fernández Carriedo sentencia que «este año se han tomado decisiones muy importantes relativas a los servicios públicos», aunque, «si hablamos de construir Castilla y León, el 2014 será clave por la legislación que se adopte, tras un año también intenso en leyes. Como es lógico en la de Ordenación, en la de Transparencia o en la de la Reforma de la Administración de la Comunidad habrá que dar pasos, así como en la de Industria».

En cuanto a los ajustes de la propia administración, otro propósito del grupo parlamentario popular, «se han hecho muchas cosas, incluso antes de esta legislatura. Se aprobó la Ley de Eficiencia de las Instituciones Propias de Castilla y León, con medidas como la puesta en marcha de una secretaría general única», según Fernández Carriedo.

En este punto, el también procurador palentino por el PP incide en que buena parte de esos propósitos se está logrando de forma consensuada.

En 2014, el compromiso se sitúa en la recuperación de puestos de trabajo, a partir de planes concretos, pero también en propiciar la cohesión social. Algo en lo que se ha trabajado «de un modo constante -afirma-» en los últimos años, con actuaciones como la puesta en marcha de la pionera Renta Garantizada de Ciudadanía, la Red de Atención a personas con más problemas económicos, medidas en materia de vivienda o soluciones para colectivos discapacitados, entre otros.

«Los resultados no los valoramos nosotros únicamente, hay informes que dan fe de que se trabaja bien por parte del Gobierno de Juan Vicente Herrera en beneficio de Castilla y León», argumenta.

En el ADN de la formación, insiste el portavoz, se encuentra la austeridad, motivo por el cual «hemos sido especialmente moderados en las decisiones que tomábamos, en época de crecimiento, cuando se nos pedía todo lo contrario». También han pisado el freno en fechas recientes: «nos proponían crear nuevos órganos como un Instituto de Estadística o una Agencia de Protección de Datos desde la oposición».

Y es que, el objetivo prioritario para la formación que mayor representación tiene en el arco parlamentario de Castilla y León, es otro: «menos deuda y déficit y garantizar los servicios públicos esenciales».