Refuerzan las acciones para limpiar basura en la naturaleza del Camino de Santiago

La Junta y Ecoembes ponen en marcha una nueva campaña para proteger el entorno natural de la Ruta Jacobea

Dos peregrinos cargados con las bolsas de reciclaje recorren el Camino de Santiago por tierras leonesas
Dos peregrinos cargados con las bolsas de reciclaje recorren el Camino de Santiago por tierras leonesas

Luchar contra la «basuraleza» -residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza-, y fomentar el reciclaje en el Camino de Santiago. Estos son los objetivos de la nueva campaña que ha puesto en marcha el Gobierno que preside Juan Vicente Herrera en colaboración con Ecoembes.

«Camino de Reciclaje» también pretende protegener el entorno medioambiental por el que transcurre la Ruta Jacobea. Se trata de un proyecto que busca que los miles de peregrinos que anualmente disfrutan de este recorrido puedan separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa.

Para ello, los albergues adquieren un papel fundamental: los caminantes hacen uso de ellos a lo largo del recorrido, convirtiéndose en el mejor lugar donde poder reciclar los envases que van generando. Así, en Castilla y León se cuenta con la colaboración de 114 ecoalbergues, cifra que se sitúa en torno a los 400 si se tienen en cuenta los de otras Comunidades Autónomas.

Además, como novedad este año, la campaña se ha extendido a hospedajes del Camino Portugués de Galicia y del Camino Francés en La Rioja, que se añaden a los del Camino Francés y del Norte que ya vienen participando en la campaña desde el 2015 y 2017 respectivamente.

Todos estos alojamientos han sido equipados con una media de dos a cuatro puntos de reciclaje amarillos –donde se depositan los envases de plástico, latas y briks- y azules –destinados a los envases de papel y cartón-. Asimismo, han recibido carteles explicativos para su correcto uso, así como una guía sobre cómo reciclar correctamente. Del mismo modo, se ha reconocido su implicación en la iniciativa con la entrega de un sello que les identifica como ecoalbergue, distintivo para colocar a la entrada del establecimiento.

Otra de las prioridades es ayudar a los hospitaleros a que conviertan sus hospedajes en albergues sostenibles. Y con la intención de animarles en su particular camino hacia la sostenibilidad, un «peregrino misterioso» visitará todos los establecimientos para ser testigo de la implementación de estos materiales,.

Por otro lado, serán los propios hospitaleros los encargados de repartir entre los caminantes los «kits del peregrino», diseñados para facilitar el reciclaje de envases en la Ruta Jacobea.