Salamanca sanea sus cuentas y paga a todos los proveedores al contado

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

salamanca- Con una estrategia de «economía familiar», como así la ha definido Alfonso Fernández Mañueco, el Ayuntamiento de Salamanca ha conseguido cerrar el pasado año con un superávit de 9,5 millones de euros, lo que ha permitido reducir considerablemente la deuda, pagar a todos los proveedores al contado y, sobre todo, sanear y estabilizar las cuentas municipales, algo maltrechas en los últimos años.

Además, de cara a este año recién comenzado, las previsiones son más que halagüeñas, ya que el alcalde de Salamanca aseguraba ayer que el Ayuntamiento podrá seguir financiando inversiones sin tener que recurrir a un préstamo, y se mostraba confiado en que el endeudamiento se situará por debajo del 77 por ciento -actualmente en el 85,32 por ciento- lo que suponen alrededor de 109 millones de euros, computando el crédito concertado para el pago a proveedores, y del 64 por ciento son tenerlo en cuenta. Y todo ello, «sin dejar de prestar servicios públicos de calidad a los salmantinos», decía, mientras destacaba también una ejecución presupuestaria en 2013 del 96 por ciento respecto a las previsiones definitivas de gasto.

Al respecto, Alfonso Fernández Mañueco destacaba el «esfuerzo» que está teniendo que llevar a cabo el Ayuntamiento de Salamanca para sanear las cuentas municipales, y recordaba que desde que llegó a la Alcaldía, en 2011, se han amortizado 23 millones de euros de deuda.

Por otra parte, la Comisión de Bienestar Social del Ayuntamiento de Salamanca aprobaba también en la jornada de ayer la concesión de cuatro viviendas en alquiler social a otras tantas familias con escasos recursos. Al parecer, tres de las cuatro familias son matrimonios jóvenes con hijos pequeños y la cuarta es una mujer víctima de violencia de género con dos niños pequeños, según informan desde el Ayuntamiento. El precio del alquiler de la vivienda oscila entre 50 y 100 euros, pero en ningún caso supera el 14 por ciento de los ingresos de la familia, Su periodo es de dos años con el fin de que las familias puedan haber mejorado su situación y puedan acceder a un alquiler normalizado con ayudas, si fuera necesario, del Ayuntamiento de Salamanca. En caso contrario, explicaron que el alquiler social se puede prorrogar un año más. Tras esta concesión, el Ayuntamiento de Salamanca ha entregado ya ocho viviendas en este régimen y tiene a disposición de las personas más vulnerables otras siete viviendas más para el alquiler social.