1714 le desea Feliz Navidad

La conmemoración del tricentenario de 1714 no solamente se limita a exposiciones o simposios dirigidos por Jaume Sobrequés. Puede ir mucho más lejos, hasta extenderse a las felicitaciones de Navidad. La que han enviado este año el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y los consellers que lo acompañan esta legislatura, se inspiran en estos hechos, aunque se remontan un poco más atrás, hacia 1705.

La imagen escogida para desear unas felices fiestas y feliz año está extraída de un grabado del siglo XVIII titulado «Alegoría del Asedio aliado de Barcelona de 1705», realizado por el artista Pieter Sluyter e impreso en Amsterdam. Es una representación alegórica del asedio que sufrió Barcelona por parte de las tropas borbónicas en 1705. Se trata de uno de los más significativos episodios de la Guerra de la Sucesión y que acabó teniendo su culminación con la caída de la capital catalana el 11 de septiembre de 1714.

La felicitación empezó a divulgarse el pasado miércoles cuando las redes sociales se hicieron eco de ella gracias a un mensaje desde Twitter por el diputado vasco del PSOE en el Congreso Odón Elorza que calificó como «enfermizo» el comportamiento del presidente de la Generalitat. Desde el primer momento empezaron las críticas al tema escogido por Mas.

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, aseguró ayer que el presidente de la Generalitat está «obsesionado con la independencia y con 1714», por lo que le ha pedido que se centre en el siglo actual y se dedique a gobernar. «Estamos en el siglo XXI y Mas está obsesionado con el pasado, la independencia, el enfrentamiento y el conflicto que él está generando», aseguró.

No fue la única voz que censuró la controvertida imagen seleccionada por Mas. El diputado del PSC Daniel Fernández censuró que Mas «aproveche cualquier oportunidad para convertirla en un instrumento de campaña a favor de la independencia». A este respecto agregó que «la postal es la demostración de que tenemos un gobierno en Cataluña que aprovecha cualquier oportunidad, incluso las que no son razonables, para convertirlas en instrumentos en su campaña a favor de la independencia, y encima, cuando lo hace se equivoca».

Hubo algún defensor a la recuperación de los hechos de 1705 que salieron del partido de Mas. El diputado de Convergencia y portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macias, no entiende que se cuestione la decisión de Mas, asegurando que el objetivo es enviar «un deseo de paz y concordia».