Barcelona protesta contra los recortes encubiertos de los presupuestos de Mas

La manifestación censura el apoyo de ERC a unas cuentas «antisociales»

Los «yayo-flautas» se sumaron a la marcha contra los nuevos recortes de Artur Mas bajo el grito de «nos estáis hundiendo el país»
Los «yayo-flautas» se sumaron a la marcha contra los nuevos recortes de Artur Mas bajo el grito de «nos estáis hundiendo el país»

BARCELONA-Las explicaciones que el «profesor» Andreu Mas-Colell ofreció el pasado miércoles en el Parlament para justificar unos presupuestos donde los recortes vendrán «exclusivamente» por la vía de los ingresos no convencieron a la oposición. Tampoco a la ciudadanía, que ayer salió a la calle para protestar contra «unas cuentas antisociales».

De poco sirvió que el conseller de Economía detallara que el peso del gasto social en servicios básicos ha aumentado hasta un 80,9 por ciento o que las políticas dedicadas a la salud se llevan el trozo más importante del pastel presupuestario. Sus esfuerzos se fueron al traste cuando, previa denuncia de la oposición, tuvo que admitir que el gasto social ha retrocedido a niveles de 2004, tras haber ejecutado un tijeretazo del 22 por ciento en los últimos tres años. La ciudadanía tomó nota y ayer 200.000 personas, según los organizadores, 12.000, según la Guardia Urbana, marcharon por las calles de Barcelona en contra de la auteridad y los nuevos recortes previstos en los presupuestos para el 2014, unas cuentas que calificaron como «antisociales».

Bajo el lema «Pararemos unos presupuestos antisociales», la cabecera de la manifestación, partió del paseo de Gràcia y cruzó plaza Catalunya y Via Laietana hasta Pla de Palau.

Jóvenes, familias ahogadas por la crisis y «yayoflautas», que clamaban a favor de una huelga general y gritaban consignas como «nos están hundiendo el país», se mezclaron con los líderes sindicatos de la UGT y CC. OO. y algunos políticos de la izquierda catalana como Dolors Camats (ICV) o los socialistas Jaume Collboni y Miquel Iceta.

La ausencia de ERC que el miércoles salvó a Artur Mas por enésima vez votando a favor de los presupuestos fue comentada. «Un partido de izquierda debería estar aquí, con los que están sufriendo los recortes», espetó Collboni.