Barcelona renuncia a organizar los Juegos de Invierno de 2026

El Ayuntamiento no cierra la puerta a presentar otra candidatura en alguna edición posterior

Los vecinos sospechan que el causante de los problemas estructurales es el hotel que se está construyendo en el solar de enfrente. El Ayuntamiento, sin embargo, no lo ha confirmado
Los vecinos sospechan que el causante de los problemas estructurales es el hotel que se está construyendo en el solar de enfrente. El Ayuntamiento, sin embargo, no lo ha confirmado

El Ayuntamiento no cierra la puerta a presentar otra candidatura en alguna edición posterior.

Con la llegada de Ada Colau a la alcaldía de Barcelona, las posibilidades de organizar unos Juegos Olímpicos de Invierno pasaron a ser escasas. Incluso durante la campaña electoral prometió retirar una candidatura que ya languidecía desde que la anunciase el ex alcalde Jordi Hereu. Al fin y al cabo, los barceloneses estaban bastante escarmentados de remodelar la ciudad a golpe de gran acontecimiento tras la experiencia del Forum de las Culturas. De ahí que incluso con Xavier Trias como alcalde la candidatura olímpica se pospusiera de 2022 a 2026. Ayer, sin embargo, el secreto a voces tomó cuerpo y el Ayuntamiento, con los votos de BComú, el grupo Demócrata, Cs, PSC y ERC, renunció ayer a 2026 con la vaga promesa de replantearse esta situación más adelante.

El socialista Jaume Collboni, presidente de esta comisión, explicó que la primera de las conclusiones «consensuadas y fundamentadas» de los grupos que participaron está la de «posponer la presentación de la candidatura en atención a las circunstancias económicas y sociales y, sobre todo, el cambio de las directrices del Comité Olímpico Internacional (COI)», diferentes a las que sirvieron para diseñar la candidatura para los juegos de 2022. Collboni, desde mediados del año pasado teniente de alcalde en el gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que todos los grupos están de acuerdo en que «si Barcelona presenta una candidatura ha de ser ganadora y para ello es necesario el consenso político y social», que ahora no parece que exista.

El acuerdo a cinco bandas recoge que el Ayuntamiento mantendrá la apuesta por promocionar los deportes de invierno aunque la ciudad no opte a estos juegos. En las conclusiones de la comisión también se sugiere que la Generalitat lidere una comisión de trabajo con los ayuntamientos del Pirineo y el de Barcelona, federaciones deportivas y otras instituciones para valorar si, en el futuro, conviene presentar candidatura. Collboni, de hecho, ha remarcado que no se ha cerrado la puerta a hacerlo para el año 2030.

“Eso lo decidirá el gobierno que haya en el 2023”, afirmó. El presidente del Grupo Municipal del PP, Alberto Fernández, dijo que las conclusiones de la comisión de estudio de los juegos demuestran que “ha sido una pérdida de tiempo y de recursos públicos”. Para el líder del PP, que como la CUP no participó en los debates de la comisión de estudio, se debería haber hecho una consulta ciudadana para decidir si la candidatura olímpica tenía suficiente apoyo.