Detenido el presunto autor del crimen del Port Olímpic

El joven acusado del crimen fue arrestado por agentes de la Ertzaintza en Bilbao

La Razón
La RazónLa Razón

Según parece, el crimen que ocurrió el 24 de enero en el Port Olímpic de Barcelona ha quedado parcialmente solucionado. Agentes de la Ertzaintza detuvieron la noche del jueves en Bilbao a un hombre como presunto autor de la muerte de un joven en un bar musical de la citada zona de ocio de la capital catalana, en una reyerta entre clanes rivales.

Los Mossos d’Esquadra informaron ayer ,en un comunicado, que la investigación del suceso llevó a identificar al presunto autor de los hechos y a su localización en la ciudad de Bilbao, motivo por el que requirieron a la Ertzaintza que lo detuviera.

Caso abierto

La Policía Autonómica indicó que la investigación sobre este caso continúa abierta y que se prevé que el detenido en Bilbao pase hoy a disposición judicial.

Según fuentes cercanas al caso, la principal hipótesis con la que trabajan los investigadores es que el crimen, que ocurrió hacia las 3.30 horas del día 24 en un local del Port Olímpic, fue fruto de una pelea entre dos grupos enfrentados de jóvenes de etnia gitana.

En el marco de una pelea, uno de los jóvenes cogió una copa, la rompió y asestó un corte mortal a la víctima, que falleció poco después de su ingreso en estado crítico en el cercano Hospital del Mar. No se pudo hacer nada por salvar su vida, debido a sus graves heridas en el abdomen.

Paralelamente, los Mossos han intensificado estos últimos días la vigilancia en zonas de Santa Coloma de Gramenet, donde residía la víctima, y en el barrio de La Mina en Sant Adrià del Besòs, donde también se movía habitualmente, para intentar evitar que haya un intento de venganza y la situación derive en nuevos enfrentamientos, tal y como es habitual entre los clanes gitanos.

En un primer momento, se atribuyó la muerte causada por una botella rota de vidrio a una reyerta en la discoteca Nirvana, en el Moll de Mestral, en la citada zona del Port Olímpic.

No obstante, fuentes de la asociación de bares, restaurantes y ocio Abroport, en contacto con los responsables de la sala donde tuvo lugar el suceso, señalaron que las grabaciones de las cámaras del local visionadas con los Mossos d’Esquadra revelarían que la agresión se produjo sin que mediara una pelea, al menos en ese momento. Según esa versión, el agresor se encontraba con unos amigos y rompió un vaso o botella que produjo un corte mortal al joven que se encontraba en otro grupo. En ese momento, la Policía Autonómica informó de que el Área de Investigación Criminal estaba estudiando las circunstancias del homicidio, tomando declaración a testigos.