Actualidad

La violencia on line ya es una epidemia: 8 de cada 10 jóvenes la sufre en la infancia

La mitad de los niños ha visto contenido sexual en Internet

Save the Children y el Colegio de Abogados se alían para proteger los derechos humanos en la era digital

Publicidad

Con 14 años, Pau utiliza Internet para conocer a gente. En un foro de su videojuego favorito, conoció una chica que decía tener su edad y le propuso intercambiar los teléfonos. Empezaron a enviarse mensajes de Whatsapp y un día ella le pidió una foto desnudo. Pau se sintió halagado y accedió. También accedería a enviarle un vídeo masturbándose. Pero un día, la chica le pidió dinero y como Pau no tenía ahorros, ella le amenazó con difundir la foto y el vídeo a amigos y familiares.

Sin ser consciente de que una vez envías una imagen a través de la red pierdes el control, Pau se convirtió en una víctima de «sextorsión». Es una de las múltiples variantes que adopta la violencia on line y que un informe elaborado por Save the Children a partir de 222 entrevistas a jóvenes entre 18 y 20 años alerta de que cada vez está más extendida. Ocho de cada diez jóvenes en Cataluña admite haber sufrido violencia on line durante su infancia.

El ciberacoso es la forma de violencia on line más común, un 42% dice haber sido víctima cuando era menor. En el 64% de los casos, el agresor es un amigo o compañero de colegio y en un 30% la pareja o ex pareja. Un 16,7% admite haber sido ciberacosador y un 19% haber sido víctima de una agresión sexual.

La media de edad en la que empieza el ciberbullying es a los 13 años. La mitad sólo sufre uno o dos episodios, pero en un 4,5% el ciberacoso se convierte en una rutina como le pasó a Long Li. En un catalán de Girona, cuenta que a los 13 años empezó a sufrir bullying en el colegio. Con la eclosión de las redes sociales, este acoso se trasladó al ciberespacio las 24 horas al día siete días a la semana, «un sinvivir». En su caso, empezó a través de la app «ask». «Era un muro donde podías dejar preguntas», cuenta. «Recibía montones de mensajes que tocaban mi autoestima. Yo era muy explosivo y saltaba, eso era lo que buscaban mis acosadores, y me volvía loco mirando el muro y pensando quién podría haber escrito esas cosas», explica. Long Li tiene ahora 18 años y a través de Save the Children y de Educac ayuda a niños que sufren violencia on line. Como la mayoría de insultos eran racistas –es chino–, Li decidió desarmar a sus acosadores anticipándose a sus bromas. Hoy, tiene una cuenta en Instagram con vídeos humorísticos sobre tópicos chinos.

Publicidad

La red social más utilizada antes de los 18 años es el Whatsapp, seguida de Facebook, Instagram y Youtube. La mitad no tiene normas de uso o contral parental y uno de cada tres menores pasa entre 3 y 4 horas diarias conectado a Internet. La edad media de acceso es de 10 años y medio.

Mucho sexo on line

Publicidad

Emilie Rivas, responsable de Políticas de Infancia de Save the Children en Cataluña alerta de un aumento de la violencia entre iguales. Un 10% dice haber sufrido «happy slapping», consiste en grabar una agresión física, verbal o sexual y difundirla para ganar popularidad. Igualmente, alerta de las diferentes variantes de violencia sexual. Un 12% es víctima de «sexting», se han difundido imágenes suyas con contenido sexual, y un 26%, de «grooming», cuando un adulto se gana la confianza de un niño para abusar sexualmente de él.

Save the Children y el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) se alían para proteger a los menores de los peligros de las nuevas tecnologías. El ICAB ha redactado la primera Carta Universal de Derechos Digitales de la Ciudadanía y la llevará a la Unión Europea. Save the Children pide una ley orgánica para proteger a la infancia y adolescencia de la violencia digital. También nuevas asignaturas de educación afectivosexual y de Ciudadanía Digital. Hasta la fecha, receta a los padres diálogo y hablar de sexo con naturalidad. La mitad de los niños ve contenido sexual on line de manera involuntaria.