Política

El alcalde de Barcelona para el derribo de Can Vies

Un grupo de bomberos trabaja en lo que fue la casa ocupada 'Can Vies' tras el inicio de las tareas de derribo.
Un grupo de bomberos trabaja en lo que fue la casa ocupada 'Can Vies' tras el inicio de las tareas de derribo.

El Ayuntamiento de Barcelona ha interrumpido este viernes el derribo del edificio de Can Vies y ha reiterado su voluntad de diálogo con los colectivos del centro 'okupado', pese a que los activistas han dado por rotas las negociaciones.

El Gobierno municipal de Barcelona ha interrumpido este viernes el derribo del edificio de Can Vies y ha reiterado su voluntad de diálogo con los colectivos del centro 'okupado', pese a que los activistas han dado por rotas las negociaciones, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Según reza el comunicado hecho público, "Transportes Metropolitanos de Barcelona, que tiene la propiedad de la finca, ha parado los trabajos para favorecer un clima de diálogo. El Ayuntamiento de Barcelona y TMB realizarán a lo largo del día de hoy un perímetro de protección en torno a Can Vies para evitar cualquier riesgo para los viandantes".

Sin embargo, representantes del centro 'okupado' han rechazado este viernes continuar con las negociaciones y han pedido la dimisión del alcalde, Xavier Trias, y la del concejal de distrito de Sants-Montjuc, Jordi Martí.

Sin embargo, el Gobierno municipal considera en el comunicado que "es posible encontrar soluciones si todos ponen de su parte"y se ha mostrado convencido de que existen alternativas para garantizar la continuidad de las actividades de Can Vies.

Tras cuatro días de protestas por el desalojo del centro 'okupa' de este lunes, que se han saldado con 61 detenidos y desperfectos por valor de más de 171.000 euros, el Gobierno municipal pide el cese de los altercados y la predisposición de todas las partes para negociar.

El colectivo de Can Vies ha anunciado hoy que no tiene nada que negociar con el Ayuntamiento de Barcelona porque el Centro Social de Can Vies está derribado, ha convocado a todas las entidades y vecinos a reconstruir materialmente el centro y ha instado a la administración a "que les dejen en paz".

En una rueda de prensa celebrada en el recinto de Can Batlló, el colectivo de Can Vies, la Assemblea de Sants y la Plataforma de Apoyo a Can Vies han exigido la dimisión del concejal del distrito de Sants-Montjüic, Jordi Martí, y del alcalde Xavier Trias, a los que acusan de haber provocado el conflicto, "por su prepotencia y cinismo".

También han pedido la libertad y retirada de los cargos de todos los detenidos en las manifestaciones de está semana, paralizar todos los desalojos con que están amenazados otros centros sociales autogestionados y "retirar la militarización del barrio de Sants", en alusión a que no haya presencia policial en las calles.

"Que nos dejen tranquilos. No necesitamos al ayuntamiento para nada, ha dicho el portavoz de la plataforma de apoyo a Can Vies, Ferran Aguiló.

Además, han advertido que, en función de la actitud que adopte el ayuntamiento y la policía mañana en el acto de "reconstrucción ciudadana"del centro a medio derruir, dependerá que se termine o se perpetúe el conflicto.