Cataluña

El Govern admite que la llegada masiva de MENA puede desbordar los centros

Anuncia la próxima creación de nuevas instalaciones que acogerán con plazas para 70 menores extranjeros

Sigue la polémica con la cada vez más masiva llegada de menores extranjeros no acompañados. Por una parte, los Mossos d’Esquadra ya no esconden su gran malestar al tener que acoger en algunas de sus comisarías a estos jóvenes, con los problemas que ello conllevo.

Publicidad

Sigue la polémica con la cada vez más masiva llegada de menores extranjeros no acompañados (MENA). Por una parte, los Mossos d’Esquadra ya no esconden su gran malestar al tener que acoger en algunas de sus comisarías a estos jóvenes, con los problemas que ello conllevo. Tras un posible episodio de sarna, las dependencias policiales de Montcada i Reixac volvieron ayer a abrir sus puertas al público.

Da la sensación de que el asunto está desbordando a la dirección general de Atención a la Infancia y Adolescencia (Dgaia), y por tanto, también a la conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias. El conseller, Chakir El Homrani, anunció ayer que «se crearán plazas el año que viene», en centros de menores. Hace pocos meses, el Govern informó que habría cinco nuevos centros de emergencia, para afrontar la llegada de los MENA, antes de acogerse al sistema de protección de la Generalitat.

El problema es que El Homrani anunció ayer que los nuevos centros tendrán como máximo de 70 plazas y no dijo la cantidad que se construirán. Los números pueden no cuadrar, pese a que en los últimos meses la Generalitat ha abierto un total de 110 instalaciones de diferentes tipologías, incluyendo 33 dependencias de primera acogida, y 18 pisos para jóvenes de 16 años hasta la mayoría edad.

Si el máximo de capacidad de los nuevos centros será de 60 o 70 jóvenes, no será suficiente ni mucho menos para albergar a todos los MENA. Normalmente, cada año llegaban unos 300 o 400 a Cataluña, a 1 de octubre de 2018 ya eran más de 3.000, según datos de la propia conselleria.

Publicidad

«Procuramos que un centro no sea más grande de 60 plazas», dijo el conseller, que explicó que hay tres tipos de centros. Son los de emergencia, en los que se puede estar un mes como máximo, y otros que son de acogida, de 20, 60 o 70 plazas, para la acogida.

Añadió que «nosotros no controlamos los flujos de llegada, al no controlarlos, hemos ido adecuando el ritmo de creación de plazas al ritmo de llegadas, pero puede haber una situación de excepcionalidad», reconoció. El hecho de que desde hace meses se haya visto en numerosas ocasiones la imagen de estos menores durmiendo en las dependencias de las comisarías de los Mossos quizá demuestra que la Dgaia está desbordada.

Publicidad

A todo ello no ayuda la opinión de los Mossos, que ya no esconden su profundo malestar, y han criticado a la Dgaia.