El independentismo causa el 90% de la violencia política en Catañuña

Según un estudio, se han registrado 189 incidentes durante el primer semestre de este año

Según un estudio, se han registrado 189 incidentes durante el primer semestre de este año

Los episodios de tensión y violencia por motivos políticos menudean en Cataluña tras la irrupción del «procés». Así lo demuestra un informe que han elaborado Impulso Ciudadano y Movimiento contra la Intolerancia, dos plataformas constitucionalistas, que ha contabilizado 189 incidentes durante el primer semestre de 2019. Según el estudio, que no es exhaustivo sino una muestra a partir de recopilaciones en prensa y redes sociales, el independentismo ha causado 173 (91,5 por ciento), mientras que los grupos o personas contrarios a la independencia han originado 10 (5,3 por ciento). El resto, seis, no tienen un autor claro. Para llevar a cabo este trabajo, las dos plataformas han creado el Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña, a través del cual irán publicando informes semestrales.

De manera desglosada, de los 84 incidentes contra militantes, sedes o dirigentes de partidos políticos, 76 se han registrado contra el constitucionalismo, lo que supone el 90,45 por ciento del total, mientras que el independentismo ha sufrido 8 ataques (9,52 por ciento). C’s, que ha sufrido 30 incidentes, es el partido más damnificado; seguido por el PSC (19); Vox (14); PP (10); ERC (6); los «comunes», (3); y, la CUP (2). De entre las entidades, que suman 10 ataques, nueve son contra organizaciones contrarias a la independencia y el otro es contra un militante separatista de un CDR.

También se contabilizan los incidentes sufridos por instituciones, autoridades y profesionales. En este sentido, el Poder Judicial se ha convertido en uno de los objetivos de los ataques del independentismo, y acumula hasta 26 episodios. Entre ellos, se cuentan los múltiples ataques contra las sedes judiciales o a la vivienda del juez Pablo Llarena. También el Rey Felipe VI figura con cinco ataques –entre ellos, se cuentan, por ejemplo, el lanzamiento de dardos contra la figura del rey Felipe VI durante una feria; la quema de una imagen suya; o, los boicots cuando ha estado en Cataluña–.

Entre las causas principales de esta violencia se sitúa el proceso judicial contra el «procés» o el ciclo electoral, según el Observatorio, que clasifica entre acciones graves (agresiones o daños materiales) y leves (amenazas, acoso o boicots): en este sentido, de entre los 189 incidentes recogidos en el informe, aparecen de diferentes tipos –acoso o boicots; agresiones físicas; amenazas; daños; desórdenes públicos; escarnio; escraches; o, enfrentamientos entre grupos–.

Entre esa amalgama de episodios de violencia recopilados, aparecen ataques a las sedes de los partidos políticos constitucionalistas, que han sufrido pintadas en numerosas ocasiones, o los frecuentes escraches que sufren las formaciones que organizan carpas en la calle y que, a menudo, acaba en serios altercados donde los Mossos d’Esquadra acaban teniendo que intervenir. También los dirigentes políticos han sufrido episodios violentos, como Jordi Cañas (C’s), a quien un grupo de separatista arrojó pintura sobre su espalda; Xavier García Albiol, quien fue insultado en un espectáculo infantil con su hija de 11 años; o, Santiago Abascal, que ha recibido amenazas de muerte.