El PP pide a Unió que se desmarque de CDC y frene el independentismo

Sánchez-Camacho desafía a Duran a votar por separado de Convergència

Alicia Sánchez-Camacho, ayer, momentos antes de intervenir en el desayuno informativo que protagonizó en Madrid
Alicia Sánchez-Camacho, ayer, momentos antes de intervenir en el desayuno informativo que protagonizó en Madrid

El camino hacia la independencia es incierto, pero si Unió se apea del trayecto, el camino no lleva a ninguna parte. Sus 13 diputados son cruciales en el Parlament para articular una mayoría soberanista y, por eso, Alicia Sánchez-Camacho lanzó ayer un llamamiento al partido de Josep Antoni Duran Lleida para que se desmarque del proceso de autodeterminación. «La Declaración de soberanía del pueblo catalán quedaría sin efecto y el proceso de independencia también», subrayó la presidenta del PP catalán durante un desayuno informativo organizado por la Fundación Empresaria Nexo en Madrid.

«Ya no valen excusas ni ambigüedades», consideró Sánchez-Camacho, harta de los funambulismos de Unió Democràtica en defensa de la autodeterminación y en contra de la independencia. Hace pocos días, Duran volvió a decir que él no es partidario de la secesión y ayer mismo insistió, en una entrevista en Onda Cero, en que «el compromiso de CiU con los ciudadanos, y no solo el de UDC, no figuraba ni «Estado propio» ni «independencia», aunque sí se mantiene el primero.

Salvar la cara a Mas

Sin embargo, Unió no ha amagado con descolgarse del proceso. Sencillamente trata de no impulsarlo con la única compañía de Esquerra, una estrategia que enerva a Sánchez-Camacho.

«Con habilidad o con cinismo político emplazó al voto de los socialistas y al de Iniciativa porque era la coartada que evitaba el fracaso de Artur Mas y la coartada para trasladar al resto de España que en Cataluña había una posición mayoritaria en defensa del derecho a decidir», analizó. La presidenta del PP catalán también censuró la postura que ha adoptado el PSC porque, a su juicio, está actuando «como una CiU "light"y no como un partido nacional que defiende la unidad de España».

En este sentido, la dirigente popular reprochó al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que no haya intercedido en toda esta dicusión con el objetivo de evitar que los socialistas catalanes se abrazaran al derecho a decidir. «No ha estado a la altura de las circunstancias», criticó. Sánchez-Camacho sospecha que el PSC acabará absteniéndose en la votación de la denominada «Declaración de soberanía» –la cual proclama a Cataluña como sujeto político y jurídico– porque CiU y ERC han accedido a suprimir el concepto de Estado propio del texto.

«Va a permitir a CiU no salir en la foto solos de la mano de los independentistas», protestó la presidenta del PP catalán.