MENÚ
viernes 20 julio 2018
11:21
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Salón del Manga invitará a jugar a ser japonés

El salón recordará la figura de Osamu Tezuka, el considerado como el «dios del manga», en el 90 aniversario

  • Los personajes creados por Osamu Tezuka protagonizarán el salón
    Los personajes creados por Osamu Tezuka protagonizarán el salón
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de julio de 2018. 08:51h

Comentada
Carlos Sala .  Barcelona. 13/7/2018

ETIQUETAS

En las Olimpiadas de Barcelona 92, el coreano Jae-Hun Chung era el gran favorito para ganar la medalla de oro del tiro con arco. La noche antes de la final masculina, Jae fue a dormir temprano, sin embargo no conseguía relajarse. Como tenía por costumbre, cogió sus cómics de «Astroboy», célebre manga del genial Osamu Tezuka. Después de leer su primer número, se encontraba en ese estado tranquilo y arrullador que antecede a la vigilia, pero ahora era él quien no quería dormir. Se levantó de la cama, abrió la nevera y bebió una coca cola, mientras abría el segundo número de la serie de «Astroboy». A las seis de la mañana, y después de leer 42 números de «Astroboy», no tenía ninguna duda, aquella mañana ganaría la medalla de oro pues él era «Astroboy».

Debajo de su vestimenta blanca oficial, se puso sus calzoncillos de la suerte y salió a la Vall d'Hebrón, donde estaba el campo de tiro. Su confianza era grande. Y sí, tuvo una jornada asombrosa, ni siquiera Astroboy lo hubiese hecho mejor, con una puntuación mágica. El problema es que el francés Sébastien Flute lo hizo mejor y se alzó con el oro. Jae-Hun no entendía qué había pasado y culpó a Astroboy de su fracaso, asegurando que nunca volvería a leer más sus cómics.

Aquella noche, Sébastien se encerró en su habitación y volvió a leer como un poseso todos los números de «La princesa caballero», también de Osamu Tezuka. A las siete de la mañana, y con el último número sobre su pecho, se quedó dormido con una sonrisa de felicidad que no se le borró hasta cinco años después. Lo que está claro es que si Astroboy y la princesa caballero se enfrentasen en una competición de tiro con arco, ganaría este último, algo que nunca supo Jae-Hun, que perdió en Barcelona no sólo la medalla de oro, sino su amor por Astroboy, una pérdida mucho mayor. Esto es lo que tiene el Manga, que domina tu vida.

El XXIV Saló del Manga empeiza a calentar motores y ayer presentó sus primeras sorpresas. La Fira de Montjuïc volverá a acoger un certamen que este año se celebrará del 1 al 4 de noviembre y que tendrá a la figura del dibujante Osamu Tezuka, considerado el «dios del manga», como su gran eje de atención. Fallecido en 1989, este año celebraría su 90 aniversario y el salón ha querido celebrar su enorme influencia dentro del género, con series como «Astroboy», «La princesa caballero», «Kimba, el león blanco» o sus excelentes interpretaciones en clave manga de grandes éxitos de la literatura universal, como sus versiones de «La isla del tesoro» o «Crimen y castigo». Su importancia dentro de la cultura japonesa es tal que muchos pidieron su nominación al Premio Nobel de literatura, pero fue rechazado. El salón ofrecerá retrospectivas, exposiciones y conferencias glosando la figura de un autor imprescindible en la historia del manga y del cómic.

Aunque la gran novedad de este año será la posibilidad de sumergirse en la cultura nipona a través del «Japan Experience», una iniciativa con cuatro grandes espacios que albergarán talleres de moda, lengua, caligrafía y música. «Queremos ir más allá del anime», señaló Oriol Estrada, uno de los responsables del certamen, quien aseguró que abrá una sala de lectura y escritura japonesa, un espacio para aprender frases de cortesía útiles a la hora de viajar al país asiático y manualidades para poner en práctica técnicas como el «origami» y el «koinobori». Además, también habrá una sala dedicada a la cultura pop y juvenil, en la que se hablará de moda, con la participación de una joven estrella musical de Japón, que realizará un taller de baile. Por último, también habrá un concurso de «idols» y uno de «K-pop», que se sumarán al ya existente de «cosplay», así como proyecciones de cine japonés

50 años de «Shonen Jump»

La idea es convertir en salón en una experiencia transversal de lo que significa ser japonés. Por ejemplo, también se incorporará el deporte con pistas de voleibol y básquet para practicar algunos de los deportes más frecuentes en el mundo del manga, aprovechando también la proximidad de los Juegos Olímpicos de Tokio (Japón) en 2020. En este sentido, el salón también servirá para celebrar el 150 aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y Japón.

Otro de los puntos fuertes de esta edición será la celebración del 50 aniversario de «Shonen Jump», una mítica revista de manga en la que se han publicado animes como «Bola de dragón» y «Naruto», y que ha llegado a vender seis millones y medio de ejemplares. Respecto al cartel, la ilustradora Marta Salmons se ha encargado de su elaboración, en la que ha querido, según explicó ayer, «representar la idea de la creación» dibujando a distintas figuras de anime. Jae-Hun y Sébastien deberían volver a Barcelona

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs