ERC y PSC buscan aliarse para impedir que el PP gobierne en Castelldefels

Mantienen conversaciones para sellar un acuerdo que convierta a la candidata socialista, Maria Miranda, en alcaldesa

Mantienen conversaciones para sellar un acuerdo que convierta a la candidata socialista, Maria Miranda, en alcaldesa

La tensa relación entre ERC y PSC no parece obstaculizar las negociaciones entre ambas formaciones en algunos municipios, como Castelldefels. Allí, con el objetivo de impedir que gobierne el PP, que venció y mejoró los resultados con respecto a 2015, republicanos y socialistas han entablado conversaciones para tratar de reeditar el acuerdo de hace cuatro años –que también dejó a los populares sin la alcaldía tras haber vencido en las urnas (ha gobernado dos años Movem y otros dos años el PSC)–. En un consistorio de 25 concejales, el 26 de mayo el PP cosechó 8; el PSC, 6; Movem, 4; ERC, 4; C's, 2; y, JxCat, 1.

Los populares todavía albergan esperanzas de que un desacuerdo entre las tres fuerzas de izquierda acabe entregando la vara de mando a su candidato, Manu Reyes –fue alcalde entre 2011 y 2015–, teniendo en cuenta el contexto nacional, donde los socialistas han optado por empezar a marcar distancias con el independentismo para evitar desgaste, mientras que los republicanos han recibido un duro golpe en Barcelona –donde el PSC ha destinado grandes esfuerzos para arrebatarle la alcaldía–. Sin embargo, esa posibilidad, día tras día, se antoja más remota, ya que, fuentes de ERC remarcan a este diario que en Castelldefels es «necesario» la reedición del acuerdo vigente durante los últimos años «para avanzar hacia una ciudad para las personas, feminista, educadora e inclusiva». «Continuamos trabajando para conseguir una mayoría republicana y de progreso en el gobierno municipal de Castelldefels», resumen las mismas fuentes. ERC y PSC, por tanto, tienen hasta el sábado para sellar un acuerdo que dé la alcaldía a la líder socialista, Maria Miranda.