Frustran una fuga de dos presos en la cárcel Modelo

Los internos intentaron huir agujereando el techo de la celda

La Modelo sufrió otro intento de fugo tres meses antes de que se cierren definitivamente sus puertas
La Modelo sufrió otro intento de fugo tres meses antes de que se cierren definitivamente sus puertas

Los años 80 quedan ya lejos, el concepto «quinqui» también y los años de «gloria» de «el Vaquilla» y «el Torete» son ya parte de un periodo muy concreto de la historia de Barcelona, pero la cárcel Modelo vivió ayer otro episodio que parece salido del túnel del tiempo.

Los años 80 quedan ya lejos, el concepto «quinqui» también y los años de «gloria» de «el Vaquilla» y «el Torete» son ya parte de un periodo muy concreto de la historia de Barcelona, pero la cárcel Modelo vivió ayer otro episodio que parece salido del túnel del tiempo. Dos presos intentaron fugarse de la prisión la noche del viernes, haciendo un agujero en el techo de su celda con una barra de hierro, desde donde pretendían acceder al tejado de la galería, para descolgarse después usando sábanas atadas, una escena digna de muchas películas rodadas sobre prisiones.

El intento de fuga ocurrió sobre las 23.00 horas, en la celda 419 de la cuarta galería, en la que se ubican los presos multireincidentes, y que es una de las más conflictivas del centro, explicaron fuentes penitenciarias. Los dos reclusos utilizaron una barra de hierro que cogieron de uno de los soportes de aire acondicionado de la galería, pero toparon con una plancha metálica que separa el techo de la celda del tejado, momento en el que intervinieron los funcionarios, alertados por el ruido.

Ambos internos son presos preventivos por un supuesto robo en una vivienda habitada. Además, uno de ellos también tiene causas pendientes por robos y tenencia de armas, y fueron trasladados a la sexta galería de la prisión en régimen de aislamiento. El suceso tiene su importancia porque ocurrió pocos meses antes de que la histórica cárcel barcelonesa cierre sus puertas para siempre.

Las mismas fuentes penitenciarias informaron de que el intento frustrado de fuga no tiene ninguna vinculación con el proceso de cierre del recinto, pero que evidenció que el estado del centro, «lejos de los estándares de seguridad exigibles a una cárcel actual». Añadieron que si hubiesen conseguido atravesar la plancha de hierro, y llegar al tejado, sólo hubieran podido bajar hasta el patio, dentro del recinto de la prisión.

cárcel obsoleta

De esta forma, fuentes penitenciarias reconocieron que la Modelo ha quedado muy obsoleta, por lo que realmente es recomendable un traslado, y también su cierre, largamente reclamado por buena parte de los vecinos.

La Modelo, la cárcel más antigua de Cataluña, con 113 años de historia, cerrará sus puertas en junio, después de trasladar a la mayoría de sus presos a Brians 1, lo que permitirá que la Generalitat entregue las llaves de este recinto del Eixample al Ayuntamiento de Barcelona para que le dé un nuevo uso. La prisión fue construida en 1904.

El cierre de la Modelo, que actualmente alberga a unos 700 presos preventivos, es una histórica reivindicación de los vecinos de las dos manzanas del barrio barcelonés del Eixample que ocupa, quienes en varias ocasiones han visto incumplidas las promesas políticas de desmantelamiento del edificio. La prisión ha vivido muchas otras fugas o intentos con un carácter épico.