Política

Jan Stocklassa: «Stieg Larsson usó su investigación de Palme para la saga “Millennium” »

Stieg Larsson, el superventas autor de la saga «Millennium», trató de aclarar uno de los grandes misterios de su país: el asesinato del primer ministro Olof Palme en 1986. El caso sigue abierto hoy y ha continuado en manos de Jan Stocklassa, quien ha tenido acceso a los papeles del desaparecido autor. Fruto de todo ello es «Stieg Larsson. El legado», publicado por Roca Editorial.

Usted es un periodista que investiga a otro periodista. ¿Cómo llegó al caso?

Es verdad que este es un caso bastante curioso de periodista que investiga a otro periodista. Lo que hice fue recoger el testigo del legado de Larsson, aunque lo que me llevó hasta él fue un camino muy largo porque en un principio yo no sabía mucho sobre él ni sobre el asesinato de nuestro primer ministro. Estaba trabajando en otro libro y mientras me documentaba topé con una persona que era sospechosa en el asesinato de Palme. Para documentarme fui por varios archivos y en uno encontré un artículo sin firmar, escrito de una manera muy meticulosa. Pregunté quién era el autor. Era Stieg Larsson.

Accedió a su archivo.

Supe que podía haber más artículos. Empecé a entrevistar a gente que lo trató, como su pareja, para saber cómo era Larsson. Al medio año, me encontré ante la puerta de un almacén en el que pensaba que habría una carpeta con papeles de Larsson. Aparecieron veinte cajas llenas de documentos.

¿Influyó la investigación del caso Palme en el Larsson que fue autor de «Millennium»?

Mucho. Es una cuestión muy interesante porque usó su investigación del asesinato de Olof Palme para las novelas que estuvo escribiendo. Sus indagaciones sobre los grupos de extrema derecha aparecen tanto en sus reportajes como en la saga «Millennium». Del caso real pasó a la ficción, especialmente en el tercer libro «La reina en el palacio de las corrientes de aire» donde hay personajes reales que él había descubierto en sus investigaciones, aunque con los nombres cambiados. Son miembros de la policía sueca a los que había criticado. Su idea original era escribir diez libros de la serie «Millennium» con estilos diferentes ligeramente distintos. Creo que de haber podido seguir escribiendo el cuarto o el quinto volumen habría versado sobre el asesinato de Palme.

¿Quién está detrás de la muerte de Palme?

En el momento de su asesinato, Palme era odiado por la mitad de la población sueca. Fuera del país tampoco caía muy bien entre las superpotencias. Era muy polémico. En aquella época había un tráfico de armas y petróleo entre varios países con el visto bueno de Estados Unidos. El director de la CIA, William Casey, apoyaba la lucha contra el comunismo sin contar con el Congreso. Así que empezó a cerrar bajo mano negocios de armas con Irán, con petróleo que iba a Suráfrica. Con el sobrante se compraban armas para diferentes guerrillas. Era el Irán-Contra. Antes, en 1985, la aduana sueca interceptó barcos con armas y explosivos con destino a Irán. Palme, como sabía Larsson, quería iniciar una campaña contra el tráfico de armas en Suráfrica. En ese contexto, Suráfrica decidió asesinar a Palme.