La oposición acorrala al Govern por la malnutrición infantil

Fuerza la Diputación Permanente, pero CiU y ERC deciden si van consellers

Imagen de los representantes de PSC, ICV, C's y PP  en el momemto de entregar la solicitud para convocar la Diputación Permanente
Imagen de los representantes de PSC, ICV, C's y PP en el momemto de entregar la solicitud para convocar la Diputación Permanente

BARCELONA- La oposición cumplió ayer con sus amenazas y pidió la convocatoria de la Diputación Permanente, el organismo que sustituye al Parlament en agosto, para que la Generalitat dé explicaciones sobre el informe del Síndic de Greuges en el que alerta de que 50.000 niños pasan hambre en Cataluña. Para ello, han pedido la comparecencia de los consellers de Bienestar, Economía y Educación, Neus Munté, Andreu Mas-Colell e Irene Rigau, respectivamente. No obstante, la presencia de los consellers está supeditada a la reunión extraordinaria del día 13 en la que la oposición necesitará de los votos de CiU o ERC.

Tras presentar la solicitud, PP, PSC, ICV-EUiA y C's confiaron en que el Govern no rehuirá sus responsabilidades en un asunto tan delicado como la malnutrición infantil. El diputado Santi Rodríguez (PP) explicó que la Diputación Permanente debe dar un «toque de atención» al Govern por el informe aportado por el Síndic y recordó que el Parlament aprobó recientemente mociones que instaban al Govern a combatir los problemas nutricionales infantiles. El portavoz del PSC, Jaume Collboni, advirtió al gobierno catalán de que, de lograrse las comparecencias, no sólo exigirán explicaciones sobre el informe del Síndic, sino «compromisos para reforzar los servicios sociales» durante el verano. La portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, lanzó una advertencia a los dos partidos: «No me puedo ni imaginar qué argumentos se pueden dar para que el Govern no venga este mes de agosto a explicar lo que está pasando». El diputado de C's Jordi Cañas, por su parte, acusó al Govern de llevar siete meses sin trabajar. «Ni la situación de crisis, ni la situación de alarma social, ni el hambre entiende de vacaciones. El Govern no puede continuar sus vacaciones sin dar respuestas», añadió.

Los cuatro partidos coincidieron en señalar que la falta de unos presupuestos para este 2013 agrava situaciones como la denunciada por el informe del Síndic ya que, a su juicio la prórroga presupuestaria genera «incertidumbre» para las políticas y las entidades sociales.

Ante esta situación, tanto CiU como ERC solicitarán también la presencia del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, en la Diputación Permanente en tanto que autor del informe. Sin embargo, mientras ERC apuesta también por la comparecencia «algún consejero», CiU sólo avala la presencia de Ribó y deja la participación de los miembros del gobierno en el aire. Al tener mayoría, CiU y ERC pueden forzar sin problemas la comparecencia del Síndic y está en sus manos decidir si acuden los citados consellers.