La plantilla de Alstom critica que el Govern encargue trenes a Suiza

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La plantilla de Alstom en Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental) tiene un enfado considerable con la Generalitat. En estos tiempos de nacionalismos exacerbados no entienden como la administración catalana ha adjudicado el contrato de los nuevos trenes para el recorrido entre Lleida y La Pobla a una empresa suiza en lugar de fabricarlos en Cataluña.

La planta de Alstom no pasa por su mejor momento. La crisis ha hecho mella en el volumen de trabajo y se encuentran inmersos en una ardua negociación con la dirección a causa del plan de aumento de jornada y flexibilidad que está sobre la mesa. Por ello, la fabricación de los dos trenes de La Pobla, pese a tratarse de un contrato menor de 9,5 millones, serviría como balón de oxígeno. Ayer, el comité explicó que en el concurso abierto en abril de 2013 Alstom fue la preferida, pero el proceso se anuló porque la oferta superaba el presupuesto máximo establecido. En el segundo concurso, sin embargo, la multinacional francesa no se presentó. Por ello, la plantilla tiene intención de pedir explicaciones tanto a la Generalitat como a la dirección. Quieren saber por qué la firma no se presentó a la segunda ronda del concurso cuando está planteando un convenio colectivo «de mínimos» y un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) argumentando que no hay mercado nacional. Pero también quieren saber los motivos que han llevado al Govern a adjudicar los nuevos trenes a la compañía suiza Stadler en lugar de a Santa Perpétua «pensando poco en la industria ferroviaria catalana y los trabajadores catalanes» que trabajan en ella. «No era, en aquel momento ni mucho menos ahora, de recibo que se excluyese por esa cantidad a una empresa catalana, que en la actualidad tiene problemas de carga de trabajo del mercado nacional», señaló el comité.

El secretario general de CC.OO. en Alstom de Santa Perpètua, Daniel García, explicó en declaraciones a Ep que la Generalitat, al ver que Alstom no se presentaba al segundo concurso y en plena negociación sobre el nuevo convenio, debería haber mediado para que se presentara. El comité de empresa propuso ayer en la asamblea de trabajadores dar una respuesta a esta situación con movilizaciones, aunque aún no se han concretado. «Hay trabajadores nuestros en paro tenemos poca carga de trabajo y encargamos los trenes fuera. ¿Esa es la defensa de la industria catalana del Gobierno de CiU?», apuntó García. El encargo de FGC no resolvería los problemas de productivos de la factoría de Santa Perpètua, reconocen los empleados. Eso sí, daría un empuje importante al departamento de ingeniería ya que el Govern busca el diseño un modelo de tren inédito.