Cataluña

Las películas favoritas de una gran actriz

Mercedes Sampietro exhibe en la Filmoteca los filmes que marcaron su vida en el cinclo Carta blanca

Mercedes Sampietro exhibe en la Filmoteca los filmes que marcaron su vida en el cinclo Carta blanca

Publicidad

Miguel tenía ocho años y unas ganas locas de comprarse un patinete. Sus padres debían tener un odio irracional contra los patinetes o no tenían dinero para regalarle uno, porque a pesar de sus ruegos le dijeron que para su cumpleaños le invitarían al cine y punto. Tampoco estaba mal, pensó. Aquel día aprendió que en una negociación lo primero es aspirar alto para que la contraoferta sea más aceptable.

Sus padres le permitieron escoger película y fueron a ver «Al este del Edén», de Elia Kazan al cine de barrio. Llegaron pronto y se sentaron en las filas traseras ya que a su madre le asustaban las cabezas grandes. Poco después, entró en la sala una niña de su clase, Mercedes Sampietro, y se ocultó avergonzado detrás de su padre, que sólo quería que se cerrasen las luces para dejarse de tonterías y dormir un poco.

Por suerte, la película empezó en seguida y Miguel pudo relajarse un poco. La historia le intrigó, a pesar de que había muchas cosas que no entendía. De vez en cuando buscaba dónde estaba sentada Mercedes, que cada vez que salía James Dean parecía desaparecer en mágicas ensoñaciones. Aquel día Miguel decidió que sólo se enamoraría de una niña si al mirarle lo hiciese de esa manera. Al salir del cine, se tropezó con la niña. «¿Te ha gustado la película?», le preguntó Mercedes, todavía emocionada. «Prefería un patinete», contestó seco y se marchó odiando el cine un poco.

La actriz Mercedes Sampietro todavía recuerda como si fuera ayer cuando iba al cine de barrio y se dejaba llevar por su magia. «Me enamoré perdidamente de James Dean», reconoce, afirmando que «Al este del Edén» es una de sus películas favoritas. Según confiesa, el cine «me enloqueció enseguida. Encontré un refugio que me enseñaba unas cosas que no creía que existieran». Allí decidió que quería protagonizar en primera persona todas aquellas grandes historias.

Publicidad

La Filmoteca de Cataluña arranca ahora el ciclo «Carta Blanca» en la que la actriz ha tenido la libertad de escoger sus películas favoritas. Hasta el 28 de junio se podrán ver filmes como el ya mencionado «Al este del Edén»; «Sin perdón», de Clint Eastwood; «Dublineses», de John Huston; «El cuarto mandamiento», de Orson Welles; «Bodas de sangre», de Carlos Saura; «La multitud», de King Vidor’ y «El sabor del sake», de Yasujirô Ozu. «Para mí el cine de barrio era un oasis», asegura. Además, ha escogido cuatro de sus filmes como «Lugares comunes», de Adolfo Aristaráin, que supuso para ella «un antes y un después»; «Silencio roto», «Cuando vuelvas a mi lado» y «Gary Cooper que estás en los cielos». Su única espina clavada ha sido no haber hecho una comedia.