Actualidad

Lesmes pide compromiso a los futuros jueces incluso fuera de “nuestras fronteras”

El presidente del Tribunal Supremo espera que la reacción a la sentencia del “procés” no sea excesiva

El presidente del Tribunal Supremo espera que la reacción a la sentencia del “procés” no sea excesiva

Publicidad

Se acerca el mes de octubre, y por lo tanto, según lo anunciado, también la sentencia sobre los políticos independentistas presos. Dependiendo del fallo en cuestión, las consecuencias del separatismo pueden ser imprevisibles. De momento, fueron el ámbito judicial y policial los que se pronunciaron al respecto, y coincidieron en sus voluntades y objetivos.

Fue ayer el presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, quien coincidió en la misma línea que los Mossos d’Esquadra, al esperar que la reacción de la sociedad catalana, en concreto del independentismo, no sea «excesiva o sobreactuada». Lesmes insistió en que «el juicio tiene todas las garantías», por lo que espera que se acepte la sentencia.

Inauguración

Lesmes hizo estas declaraciones en la inauguración del curso académico de la 70 promoción de jueces en la Escuela Judicial en Barcelona, por lo que dijo «las decisiones judiciales deben aceptarse siempre en una situación de normalidad cuando se vive en un Estado de Derecho».

Publicidad

Apuntó que en todo caso se debe «respetar siempre la ley» aunque también indicó que el hecho de que haya «reacciones o manifestaciones» tras una sentencia judicial «forma parte del desenvolvimiento ordinario en una sociedad democrática».

«Las decisiones judiciales deben aceptarse siempre en una situación de normalidad cuando se vive en Estado de Derecho, como es el caso», añadió e insistió.

Publicidad

Ante el segundo cumpleaños del 1–O, fecha del referéndum ilegal, Lesmes realizó a los nuevos jueces una llamada para estar «comprometidos» con la defensa del citado Estado de Derecho, incluso fuera de las fronteras españolas. De hecho, animó a los magistrados a «generar confianza mutua» en toda Europa, y defendió la jurisprudencia deñ Tribunal Europeo de los Derechos Humanos.

De hecho, sobre este asunto de las euroórdenes, Lesmes dijo que «son mecanismos de cooperación basados en la confianza recíproca que funcionan razonablemente bien».

Al margen de mantener la legalidad fuera de las fronteras del país, Lesmes llamó a todos los jueces presentes a «mantener un respeto inquebrantable al principio de legalidad».

Fueron una serie de mensajes que coincidieron casi en todo con los que lanzaron hace pocas semanas los Mossos, los cuales avisaron de que esperan una reacción especialmente virulenta por parte del independentismo, en el caso de que la sentencia no sea absolutoria para los presos.

Este debate judicial llega precisamente muy poco después de que los Mossos anunciaran que, dependiendo de las reacciones por la sentencia del juicio del «procés», podrían utilizar nuevas herramientas, como el gas pimienta, unas redes para separar a los manifestantes que no se pueden cortar y unas vallas que no se pueden tumbar. Todo está a la espera del fallo.

«Las sentencias judiciales pueden ser objeto de crítica sin ninguna duda, e incluso de protesta porque España es un país libre, siempre que se respeten, lógicamente, las leyes», indicó Lesmes.

Publicidad

«Para nosotros, como jueces, nuestra obligación principal y nuestra preocupación es que las leyes se apliquen», dijo, antes de recordar que considera que las manifestaciones son parte de una sociedad democrática».

Asimismo, recordó que las sentencias «son un acto de poder público que está sujeto a la crítica en una sociedad democrática».

Lesmes también reivindicó «el principio de la independencia judicial, entendida como un espacio para la decisión judicial exento de influencias indebidas», y, aprovechando el acto en cuestión, pidió a los alumnos de la Escuela Judicial que ejerzan su futura función como jueces, pero de «manera prudente, moderada y respetuosa con los demás poderes del Estado».

Durante su discurso, y en todo momento, Lesmes defendió la independencia del poder judicial, asunto tan discutido en Cataluña por culpa de los presos separatistas. «La percepción de la Justicia no se nutre solo del sentido y alcance de lo que se decide sino, también, del cómo se ha decididido», a lo que añadió que «sin jueces independientes todo el sistema judicial estaría en riesgo, porque fallaría su pilar fundamental y el Estado de Derecho».