Política

Los socialistas catalanes, dispuestos a ceder locales si la Generalitat se lo pide

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El alcalde de Lérida y presidente del PSC, Ángel Ros, ha mostrado este martes su respeto a la decisión del presidente de la Generalitat Artur Mas de no celebrar la consulta del 9-N tal y como estaba prevista en el decreto del 9N y ha repartido culpas del fracaso entre el Govern y el Estado, cargando en especial contra el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy.

"Respeto mucho que el presidente Mas no haya querido salir de la ley, haciendo una consulta ilegal que habría puesto en cuestión el prestigio internacional de Cataluña", ha afirmado Ros.

Sobre la propuesta alternativa que ha planteado Mas para el 9N, Ros ha considerado que no tiene validez legal ni la tiene tampoco desde un punto de vista de demostración de fuerza: "Es obvio que una consulta en estos términos externalizada no responde a la práctica democrática europea o americana de una consulta a los ciudadanos", ha dicho.

Dispuesto a ceder espacios

Es este contexto ha agregado que en un ejercicio de participación absolutamente respetable si la Generalitat le pide la cesión de posibles locales, "en ningún caso habrá problema municipal para ceder espacios para la participación ciudadana".

El alcalde de Lérida ha insistido en que en los últimos meses "los gobiernos de Madrid y de Barcelona se habían inventado un nuevo concepto de democracia, aquella en la que no hace falta hablar".

Se trata, según Ros, de una democracia, en la que todo se resuelve "a base de recursos a los tribunales y dictámenes jurídicos". Ros ha cargado más responsabilidad de que en Cataluña no se pueda votar al Gobierno del Estado porque "ha negado la negociación, ha negado el diálogo", ha dicho.

El Estatut, el origen

En su opinión, el origen de la situación actual está en el momento en el que "el presidente Rajoy buscaba firmas contra el Estatut, cuando después se negó a pactar un nuevo pacto fiscal"y en tercer lugar cuando se negó a hablar de una posible consulta en el marco constitucional.

Para el alcalde de Lleida si el escenario futuro es de unas elecciones anticipadas se producirá otro fallo porque cree que estos comicios generarían inestabilidad económica y social y en un país sólo excepcionalmente se han de anticipar las elecciones.

"No podemos tener ciclos electorales de dos años. Los países serios van a aumentar los cuatro años de ciclo electoral. Cataluña no se puede situar a ciclos electorales de dos años", ha sostenido.