Actualidad

Mas llevará al TC la Ley de Seguridad Nacional

El Congreso aprueba la norma, que permite a Rajoy tomar el control en Cataluña en caso de extrema gravedad.

El Congreso aprueba la norma, que permite a Rajoy tomar el control en Cataluña en caso de extrema gravedad.

Publicidad

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados dio ayer luz verde al proyecto de ley de Seguridad Nacional con el apoyo del PP, el PSOE y UPyD. En concreto, la nueva ley permite dotar al Estado de herramientas adecuados a los nuevos riesgos y amenazas y dar un enfoque integral a la Seguridad Nacional. Además, tiene el objetivo de mejorar la coordinación entre departamentos ministeriales en su actuación ante situaciones de emergencia. Con ello también pusieron en valor el pacto contra el terrorismo yihadista y tres pilares: cooperación, coordinación y complementariedad con el objetivo de acomodar la seguridad nacional a los nuevos desafíos globales e impulsar así la actuación combinada tanto de medios como de recursos.

La medida también incluye la posibilidad de que los cuerpos de policía locales y autonómicos se pongan a las órdenes del Gobierno central. En plena precampaña los nacionalistas han mirado la norma como amenaza a sus intereses nacionalistas y consideran que no se trata de la seguridad nacional sino de una estrategia para frenar sus pretensiones independentistas. Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), los nacionalistas catalanes y vascos y los independentistas de ERC y Amaiur, denunciaron que esta iniciativa pretende «laminar» las competencias de las comunidades autónomas.

Ahora, y tras la incorporación las últimas enmiendas del PSOE y algunas pactadas con PNV y Convergencia e Unió, la ley se envió al Senado para que continúe allí su tramitación y pueda estar definitivamente aprobada antes de que finalice la legislatura el próximo otoño. PP y PSOE, que han hecho esta ley en consenso, negaron que el objetivo sea quitar competencias autonómicas a la Administración y defendió que la seguridad nacional debe ser «competencia exclusiva» del Estado.

El portavoz del Grupo Socialista, José Enrique Serrano, rechazó que este proyecto esté relacionado con la situación en Cataluña, como defendió ERC en la Cámara Baja, y recordó que comenzó su andadura legislativa en el año 2009. También la portavoz del PP, Beatriz Rodríguez Salmones, que subrayó que la norma no tiene «nada que ver» con la situación en Cataluña. «No hay la menor alusión en ninguno de los artículos a esta cuestión», insistió.

Publicidad

Pero el diputado de ERC Joan Tarda denunció que este proyecto pretende «aumentar el aparato legislativo del Ejecutivo para abortar el proceso democrático abierto en Cataluña y que culminará el 27 de septiembre», un proceso que no frenará «ni Rajoy ni Dios», dijo. A su juicio, el PP está «lubricando la maquinaria represiva» con esta iniciativa. «Muy mal les veo si sólo son capaces de ir afilando el armamento, el armamento jurídico». Para el Gobierno de Mas, la Ley de Seguridad Nacional invade competencias de la Generalitat en materias como protección civil, por lo que si no se modifica en el Senado, dijo el conseller de Interior, Jordi Jané, el Ejecutivo catalán interpondrá un recurso de inconstitucionalidad. «Denunciamos, sin embargo, que puede haber una vulneración competencial en esta ley, porque está pensada para situaciones excepcionales que afecten a la protección civil o las emergencias, y éstos son ámbitos en los que la Generalitat y otras comunidades tienen competencias». Jané destacó que a la Generalitat le gustaría que «en los temas referidos a protección civil se respete el ámbito competencial existente y, si se crea algún tipo de mesa para decidir medidas de emergencia, que en ella estén representadas las comunidades autónomas.