Más peritos confirman las comisiones ilegales a CDC

Los empleados de Hacienda vuelven a corroborar cobros del 4 por ciento

Fèlix Millet fue obligado por la juez a acudir cada día al juicio en la Ciudad Judicial
Fèlix Millet fue obligado por la juez a acudir cada día al juicio en la Ciudad Judicial

Los empleados de Hacienda vuelven a corroborar cobros del 4 por ciento

La Ciudad Judicial acogió ayer la tercera y última sesión de las tres jornadas dedicadas a las declaraciones de los peritos en el caso Palau, la mayoría procedentes de Hacienda. Todos inculparon el ex presidente de la entidad y principal acusado, Fèlix Millet, y también a su ex mano derecha, Jordi Montull.

Concretamente, los peritos de la Agencia Tributaria detallaron ayer que Millet se repartió con la antigua CDC comisiones del 4 por ciento de parte de una empresa, que según sus cálculos pagó en total 6,6 millones a la formación entre 2000 y 2008 por la adjudicación de obra pública.

Los peritos de Hacienda que analizaron el material incautado en el registro del Palau expusieron ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona que juzga el saqueo los documentos en que se basaron para concluir que CDC se lucró a través del Palau de la Música, mediante comisiones presuntamente pagadas por una empresa constructora.

Archivos informáticos, libretas de anotaciones de la ex directora financiera del Palau Gemma Montull y documentos almacenados en el lápiz de memoria que ésta trató de sacar oculto del edificio tras el registro llevaron a los técnicos de Hacienda a concluir que Millet y CDC se repartieron comisiones del 4 por ciento de la constructora, a una proporción del 1,5 y el 2,5 por ciento, respectivamente.

Basaron sus conclusiones los peritos en cartas incautadas y en numerosas alusiones halladas en las notas del Palau sobre adjudicaciones públicas y pagos de Ferrovial, vinculadas con los nombres de los ex tesoreros de CDC Carles Torrent y Daniel Osàcar, que según Hacienda cobraron presuntamente 3,7 millones de euros en metálico de la constructora. Además de esas sumas en efectivo, los peritos de la Agencia Tributaria concluyen que Ferrovial pagó supuestamente otros 2,1 millones a CDC mediante facturación falsa emitida por empresas proveedoras de la formación que cargaron al Palau de la Música servicios prestados con motivo de campañas electorales del partido. A esos pagos se suman los otros 630.000 euros que, según sostiene la Fiscalía en base a las conclusiones de Hacienda, una empresa hizo llegar a CDC enmascarados en donaciones por convenios anuales de colaboración entre el Palau y la Fundació Trias Fargas, actual CatDem, para la promoción de cultura catalana.

Los peritos, que compararon los patrocinios de Ferrovial al Palau de la Música con las aportaciones por mecenazgo de otras grandes empresas, concluyeron además que las donaciones de la constructora estaban infladas, porque en realidad incluían los pagos destinados a CDC en concepto de comisiones ilegales. Parte de la documentación de la defensa procedía del lápiz de memoria que Montull trató de sacar oculto del Palau después del registro.