Miquel Roca urge consensos para desatascar el debate soberanista

Los ponentes de la Sociedad Económica Barcelona de Amigos del País, presidida por Miquel Roca, reclama en estos momentos una política de pactos y consensos de cara a afrontar el desafío soberanista que se plantea desde Cataluña
Los ponentes de la Sociedad Económica Barcelona de Amigos del País, presidida por Miquel Roca, reclama en estos momentos una política de pactos y consensos de cara a afrontar el desafío soberanista que se plantea desde Cataluña

Uno de los padres de la Constitución y presidente de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País (Sebap), Miquel Roca, tomó como ejemplo el saludo entre Obama y Castro, durante el funeral de Nelson Mandela para instar a Mariano Rajoy y Artur Mas a dialogar, tal y como se hizo en la Transición. Durante la presentación del informe que anualmente elabora el Sebap, destacó que no se puede ignorar el proceso soberanista iniciado en Cataluña, al que considera imparable, y reclamó recurrir a la política más pura para hallar un consenso como vía para salir de esta situación.

«Es el momento en que más necesaria es la política, entendida como la gestión de los intereses colectivos y como la capacidad de búsqueda de pactos y compromisos», señala el informe. Y no sólo por lo que se refiere al debate soberanista, sino como herramienta para resolver algunas cuestiones de máximo calado y gran urgencia, «que no deberían quedar en un segundo plano, ya que son capitales para el futuro de país».

Estas cuestiones, a juicio de Roca, se estructurarían en cuatro grandes ejes: la enseñanza, que considera que tiene un nivel deficiente; la economía productiva, cuya potenciación considera un objetivo estratégico por su «capacidad de estructuración del país, por ser demandante de trabajo y por ser una vía hacia la internacionalización efectiva de la economía»; la excelencia sanitaria y el tema del empleo, que requiere plantearse «cómo y dónde crear ocupación y cómo organizar una sociedad de escasez de trabajo».

«Sin política seguro que no saldremos de ésta», insistió. También destacó «la desafección y desánimo» que actualmente sienten los ciudadanos hacia los gobernantes. Y volviendo a la cuestión del proceso soberanista, el informe asegura que «este entra en un fase que requiere liderazgo político, máxima tenacidad y constancia en la negociación, así como la construcción de amplios consensos para evitar cualquier fractura en el país». Consciente de que la «incapacidad para entender qué quiere decir un estado plurinacional y que el problema de Cataluña es principalmente de reconocimiento» dificulta un acuerdo, Roca reclamó «prudencia, respeto, tenacidad y sentido de la oportunidad» para que todo el proceso transcurra de forma civilizada y democrática.

Roca insistió sobre todo en que se tienen que «buscar consensos para evitar el riesgo de fractura».