Neus Munté se perfila como líder de la nueva Convergència Democràtica

Alega que el resultado «certifica la muerte del referéndum»

Alega que el resultado «certifica la muerte del referéndum».

Convergència ha activado la cuenta atrás para reinventarse como nuevo partido, en su congreso del 8 al 10 de julio, y para elegir, el 23 del mismo mes, una dirección que muy probablemente contará con un liderazgo femenino.

La nueva estructura directiva estará compuesta por una presidencia con funciones representativas que, según las fuentes convergentes consultadas, ocupará Artur Mas, y una dirección de unas 12 personas que se encargarán del día a día del partido. Hace ya varias semanas que el nombre de Neus Munté está sobre la mesa como posible timonel del nuevo comité ejecutivo, al concitar el consenso del aparato y de diversos sectores de la formación.

En abril, Munté empezó a tejer sinergias públicamente con otras figuras del partido, como el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, la corriente Moment Zero –que agrupa a cuadros jóvenes de CDC– y nombres del mundo local convergente.

Munté es, hoy por hoy, la figura que reuniría mayores adhesiones, según varios dirigentes de distintas sensibilidades consultados por Efe, pero el inconveniente es que, en caso de asumir el liderazgo del partido, debería abandonar sus responsabilidades en el Govern, de acuerdo con el nuevo régimen de incompatibilidades, que se aprobará en el próximo congreso fundacional del 8 al 10 de julio.