Cataluña

“No tenemos instrucciones de Colau para detener a los manteros”

“El top manta” de se ha multiplicado por diez en cuatro años

“El top manta” de se ha multiplicado por diez en cuatro años

Publicidad

Esta semana, a solo un mes de las elecciones municipales, la alcaldesa, Ada Colau, montó un operativo de la Guardia Urbana, junto a la Policía Portuaria, en el Portal de la Pau, para evitar que se instalen ahí los manteros, tras las numerosas críticas de los últimos meses de vecinos y comerciantes. Sin embargo, su cuerpo policial, el propio de la capital catalana, sigue muy insatisfecho con su gestión.

El «top manta» se ha trasladado ahora, concretamente el miércoles, hacia el paseo Juan de Borbón, entre otras zonas, como plaza Cataluña, Sagrada Familia y el Metro, que previamente ya estaban «ocupadas».

Desde el sindicato mayoritario de la Guardia Urbana, su secretario de organización, Eugenio Zambrano, denuncia a LA RAZÓN que «no tenemos instrucciones para detener a los manteros», y de ahí proceden las casi nulas detenciones realizadas. «Tampoco las tenemos para erradicarlos», añade.

Se trata de un problema que, y el cuerpo está de acuerdo, está enquistado desde hace años en la ciudad, y cuya solución parece difícil. Una prueba de ello es, por una parte, las quejas de los comerciantes y, por otra, que según la Guardia Urbana se han multiplicado los manteros por diez en cuatro años, coincidiendo con el inicio de la legislatura de Colau. Según denuncia el sindicato, al finalizar el gobierno municipal de Xavier Trias, eran 200, y ahora son unos 2.000.

Publicidad

Son muchas las críticas del cuerpo a la actitud de la alcaldesa con este asunto. Por ejemplo, denuncian su «connivencia con el ‘top manta’», y también la «dejación de funciones, que tendría que ser investigada por la Fiscalía». Queda claro el divorcio total entre el cuerpo y el Consistorio, que ya hace meses o años que dura. De hecho, desde el inicio de la legislatura.

El nuevo operativo de la Guardia Urbana y de la Policía Portuaria quiere establecer una vigilancia permanente en el puerto, aunque no sabe hasta cuando durará. El problema es que los manteros se van moviendo de un sitio para otro, como los anteriormente citados, lo que dificulta mucho el control. Las procedencias mayoritarias son de la África subsahariana y de Marruecos.

Publicidad

Las previsiones son que en este verano vengan más de 500 manteros más, por lo que el deseo del cuerpo es que el próximo 26 de mayo «se cambie de gobierno», por la «falta de decisión».

A juicio de Zambrano, lo que falta es «combatir al «top manta', denunciar por la vía penal, pero vemos que no hay intención», y además negó que no haya efectivos teniendo en cuenta el dispositivo de la zona de Colón. No fue posible por parte de este diario ponerse en contacto con el Ayuntamiento.

De esta manera, ahora mismo hay más de un millar de manteros en el paseo Juan de Borbón, mientras que el resto se parte por otras zonas turísticas de la ciudad, como las anteriormente citadas.

Por otra parte, Zambrano recordó la polémica supresión de los antidisturbios que realizó Colau, y también destacó que «hace falta más materia multidisciplinar», en referencia a trabajar con otros cuerpos.