Para vosotros, jugadores

La feria de videojuegos Barcelona Games World calienta motores con el objetivo de atraer a más de 90.000 visitantes en su estreno

Imagen de la pasada edición de la feria de videojuegos en Madrid
Imagen de la pasada edición de la feria de videojuegos en Madrid

Tras la polémica generada por el traslado del congreso de Madrid a Barcelona, la primera edición del Barcelona Games World (BMW), que se celebrará del 6 al 9 de octubre, calienta motores con la sana intención de convertirse en un referente del sector. Los organizadores confían en aprovechar el tirón de Barcelona para recibir un mínimo de 90.000 visitantes. Al fin y al cabo, los videojuegos se han convertido en la primera industria audiovisual de España y sus 15 millones de usuarios generan 1.100 millones al año.

El recinto de la Feria de Barcelona, sin ir más lejos, permite a los organizadores pasar de 30.000 a 50.000 metros cuadrados que, además, cuenta con el retorno de Microsoft, y su consoloa Xbox al evento como carta de presentación. Sony y su Playstation tampoco faltarán, como tampoco lo harán Nintendo, Electronic Arts, Activision, Disney Interactive o Bandai Namco. No obstante, la feria quiere ampliar sus horizontes e incorporará diferentes espacios destinados a las empresas locales y a los principales inversores del sector a nivel internacional en los que se ofrecerán conferencias y otras actividades de «networking», con el objetivo de generar sinergias e impulsar el desarrollo del talento local.

La feria, organizada por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) y que hasta ahora se había celebrado en Madrid, se ha trasladado en esta edición a la capital catalana donde, según el presidente de la asociación, Alberto González, esperan «llegar a un mayor número de consumidores y darle un carácter más internacional». «Tanto Madrid como Barcelona son dos comunidades con un gran número de jugadores en la industria del videojuego», aseguró González, quien detalló que en esta ocasión, el evento busca «no sólo ofrecer un espacio de disfrute del juego», sino «apostar por el talento del emprendedor local y convertirse en un hub de innovación». «El éxito del mercado depende de una carrera de fondo, pero eventos como éste sirven de palanca para los emprendedores, porque les dan la oportunidad de presentar sus proyectos y sus prototipos, y les acercan a las vías de financiación», añadió González.

Por su parte, el director general de AEVI, José María Moreno, destacó el «carácter abierto» del evento que, según precisó, «contará con todos los agentes participantes de la industria del videojuego». «En esta ocasión, la feria se centrará en la emoción y en el espectáculo, convirtiendo al usuario en el centro de la experiencia con cerca de 400 terminales de juego», matizó Moreno.

Al margen de las zonas dedicadas a videojuegos para PC y otra dedicada a los videojuegos retro, los organizadores quieren que un tercer pilar de la feria corresponda a los pequeños estudios de desarrollo que puedan costearse un estand en el evento. «La BGW quiere apostar por las start-ups y los estudios indie —señaló el director de la feria, Josep Antoni Llopart—, es por eso que la parte pensada para pequeñas empresas será muy representativa».

AEVI es la organización sectorial que representa toda la cadena de producción de la industria de los videojuegos en España y está integrada actualmente por 14 compañías que representan más del 90% del consumo en España.