Ramon Riera: «La Diputación es el embrión de la república catalana»

El Portavoz del PP en la Diputación de Barcelona avisa que los soberanistas están usando la Diputación para fraguar la independencia. ¿Cómo? Pagando el IRPF de sus funcionarios al fisco catalán. «Si gestionan el 80%, podrán activar la desconexión»

El Portavoz del PP en la Diputación de Barcelona avisa que los soberanistas están usando la Diputación para fraguar la independencia. ¿Cómo? Pagando el IRPF de sus funcionarios al fisco catalán. «Si gestionan el 80%, podrán activar la desconexión»

–La secretaría general de la Diputación de Barcelona ha informado a sus trabajadores de que el IRPF qeu devengan va a serpagado a la Agencia Tributaria Catalana, ¿Los diputados también han recibido este correo?

–No, pero los que estén en régimen de dedicación tendrán que decidir dónde quieren pagar sus tributos.

–UGT y CCOO han pedido ya garantías jurídicas por temor a que los empleados puedan ser acusados de evadir impuestos.

–La figura del intermediario para pagar tributos existe. Cuando nosotros presentamos la declaración de la renta, la presentamos a través de un banco, por ejemplo. Es una figura pensada para facilitar el trámite entre el contribuyente y administración. Pero desde el PP intuimos que su objetivo puede ser quedarse el dinero.

¿Hay inquietud entre los funcionarios?

–Claro, porque es tentador para la hacienda catalana coger el dinero. Y si hay retrasos en el pago, la Hacienda Pública a quien reclama es la contribuyente. Esta es una cuestión en la que cada uno debería dar su permiso de manera individual.

–En la Diputación de Barcelona, ¿los funcionarios se están organizando para pedir más información?

–Notamos un sentimiento de preocupación, los sindicatos se han movilizado. Cada uno puede elegir dónde tributar, eso es respetable. Ahora bien, una vez entregado ese dinero, nosotros advertimos de que éste es el camino hacia la independencia. En el momento en que Tributs de Catalunya tenga el 80 % de la información y de los impuestos en sus manos, la independencia está servida. Hoy en día, la independencia no es una cuestión de fronteras, es una cuestión económica. Cuando tengan una parte importante del dinero, podrán activar la desconexión. Si al final la recaudación fuera con fines honestos, solo recoger el dinero y pasarlo al fisco, no sería alarmante. Pero estamos inquietos porque, por ejemplo, la portavoz de CDC, Marta Pascal, ha dicho que de momento entregará el dinero, pero en un futuro no lo reafirma. No lo niegan, no es una paranoia nuestra.

–Todo esto sale de una moción de la CUP en el pleno de noviembre. ¿El PP ha interpelado a los diputados soberanistas en los plenos posteriores?

– Sí. Este tema se llevaba con sigilo, y al darnos cuenta nosotros de que esta operación se encaminaba hacia fines para financiar el separatismo, nos responden que no nos preocupemos. Sin embargo, cuando hablan con sinceridad sobre la independencia, no esconden que la hacienda propia es uno de los principios fundamentales del proceso soberanista.

–Más allá de alzar la voz, ¿el PP tomará algún tipo de medida política?

–Vamos a llegar donde haya falta llegar, porque no podemos ceder. La deriva independentista de Cataluña pasa por controlar los tributos. Hemos avisado al ministro de Hacienda y estamos todos ojo avizor. Respetamos la legalidad de la figura del intermediario, del mismo modo que es legal tener armas. Se puede pedir un permiso de armas para cazar a un conejo, pero no para matar a un vecino. Si el fin es quedarse el dinero, no se lo podemos permitir.

– Pero hasta ahora ya había ciudadanos, empresas que pagan a través de la hacienda catalana y no había tanta alarma

–El primer paso de Tributs de Catalunya es recaudar información. Pero una vez tenga a un millón de personas tributando a ver quién se atreve a embargar a un millón de personas, no podemos llegar a ese punto.

Si ayuntamientos, funcionarios de las cuatro diptuaciones y ciudadanos que apoyan la independencia optan por pagar sus tributos a la hacienda catalana, ¿Cataluña puede quedar dividida también a la hora de tributar?

–Puede, pero un 50 por ciento de sociedad dividida es mucho dinero. Además, esto no va sólo de quedarse con el IRPF, también va de quedarse con el IVA de muchas empresas. Si en su día la Generalitat habría pedido el 3 por ciento, que era ilegal, por qué no iba a pedir ahora el IVA. De momento, irán pagando a la Hacienda española, hasta que logren una suma importante. No hay que ser ingenuos y pensar que pagarán religiosamente, porque llegará un punto que cuando necesiten dinero, en vez de pedir el FLA, opten por recurrir a este dinero.

–Pero si cumplen con el pago en tiempo, no se puede recurrir

–Sí, cambiando el reglamento. Donde pone que la figura del intermediario existe, matizar que cualquiera no puede ser intermediario si no reúne unos requisitos

–Este cambio de reglamento depende de Madrid y ahora PP y PSOE no parece que tengan ganas de entenderse

–Nosotros avisamos y trataremos de poner trabas legales para que no llegue el día en el que puedan hacer efectiva la desconexión. Hemos pedido tres informes informe de intervención, tesorería y secretaría, que se moje todo el mundo.

–¿Cuál es el ambiente de la Diputación entre grupos políticos?

- Ciudadanos está alineado con nosotros, los socialistas, no.

-¿Mercè Conesa es una figura dialogante?

-Sí. En la Diputación no tenemos excesivos debates identitarios, salvo este. La Diputación en su día ya fue el embrión de la Generalitat y ahora vuelve a ser crisol de la futura república catalana. En este tema topamos, pero cuando abordamos el verdadero trabajo de la institución, prestar servicios a los ayuntamientos, colaboramos.

–¿Por qué Ciutadans defiende acabar con las diputaciónes?

–Lo interpreto desde la ignorancia o como ellos tienen poca influencia en el mundo municipal, querer laminar el sustento del mundo local. Querer eliminar la diputaciones sin reducir el número de ayuntamientos de Cataluña es inviable.