Actualidad

Sitges se rinde a los viajes en tren

José Guirao asiste a la presentación de la ópera prima de Aritz Moreno, la gran vencedora de la jornada del sábado del festival

José Guirao asiste a la presentación de la ópera prima de Aritz Moreno, la gran vencedora de la jornada del sábado del festival

Publicidad

Belén Ortiga se despertó justo en el momento en que el tren llegaba a la estación de Sitges. Esto no es azar, esto no es azar, se dijo, puesto que se había despertado por culpa de una pesadilla. Bajó algo alterada, con la cabeza todavía llena de sus propios fantasmas. Allí le esperaba Carmen, una vieja amiga, con la que tenían que ir a ver «Ventajes de viajar en tren», de Aritz Moreno. «Jo, tía, que llegamos tarde», dijo Carmen enfadada. «Tía, he tenido un sueño muy raro», dijo entonces Belén e iba a deternerse para explicárselo, pero Carmen la cogió del brazo y siguió caminando. «¡Qué llegamos tarde, no lo entiendes!», dijo.

«Escúchame», insistió Belén, «he soñado que José Guirao me tocaba la nariz con el dedo índice y me decía, sí, está usted loca. Dios, qué crees que significa». Carmen no tenía ni idea de quién era José Guirao, pero tenía una idea muy clara de lo que significaba ese sueño. «Creo que significa que estás loca, Belén», dijo y se rio. A Belén no le hizo tanta gracia. «Es que luego te tocaba a ti tu nariz y decía, sí, esta es boba, y no creo que el sueño signifique que tú eres boba», dijo Belén y Carmen dejó de reírse.

Al llegar al Hotel Melià Sitges, donde se pasaba la película, vieron en el hall un gran revuelo de gente y al creer que habría alguna estrella de Hollywood se acercaron. Pero no, allí no había nadie famoso, allí estaba José Guirao, el ministro de Cultura en funciones y mantenía el dedo índice levantado junto al actor Luis Tosar. Belén se acercó asustada gritando ¡noooo!, pero Carmen pudo detenerla a tiempo antes de que hiciera el ridículo. «Ves como Guirao tenía razón, estás loca», dijo Carmen. «Y ves como Guirao tenía razón, eres boba, ahora vete tú a saber qué hará con ese dedo», contestó Belén. Carmen renegó con la cabeza y se llevó a su amiga a ver la película. A los dos les encantó. A José Guirao también.

El cine español triunfa

Publicidad

El Festival de Sitges contó ayer con un invitado de excepción, el ministro de Cultura en funciones, José Guirao, que quiso enfatizar el enorme talento del «nuevo cine español». El ministro llegó el viernes y ya vio entonces «Paradise Hills», ópera prima de la cineasta vasca Alice Waddington y se reunió con el equipo de «Ventajas de viajar en tren», también debut del donostiarra Aritz Moreno, horas antes de asistir a la proyección. «Hay un cambio generacional en la industria española, que empezó con los productores, que arriesgan y que han conseguido éxitos internacionales, que consiguen repartos internacionales, tener distribución mundial, y eso va acompañado de unos directores noveles o jóvenes que tienen una solvencia artística y técnica enorme», señaló. «¡Nooo!», gritó entonces Belén Ortiga, pero no se refería a eso, a ella también le encantaba el nuevo cine español.

La jornada del sábado estuvo marcada, por supuesto, por la muy bien recibida «Ventajas de viajar en tren». Para su director se trata de «una película marciana y sobre la locura», un filme que mezcla con maestría varios géneros y que ya se ha colocado como una de las favoritas para la crítica. El filme comienza con la editora Helga Pato regresando a Madrid en tren tras haber dejado ingresado a su marido en un hospital psiquiátrico. En el vagón se encuentra a un desconocido que, con intención de amenizar el trayecto, propone a Helga contarle su vida. Este inesperado compañero se llama Ángel Sanagustín, un psiquiatra que trabaja en el mismo hospital en el que Helga ha dejado a su marido, y que se encarga de estudiar los trastornos de la personalidad a través de los relatos y los escritos de los pacientes. A aprtir de aquí comenzará un juego de espejos que acabará en el más puro delirio. En el reparto del filme encontramos a Luis Tosar, Pilar Castro, Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez, Belén Cuesta, Macarena García, Javier Godino, Javier Botet, Gilbert Melki, Ramón Barea, Alberto San Juan y Stéphanie Magnin. «El guión era absolutamente majara, muy por encima de lo que solemos ver, pero yo tenía la ventaja de haber trabajado en un corto con Aritz; y tenía fe en él, sabía que podía hacer un gran trabajo», comentó Tosar. «¡Nooo!», gritó Belén, pero insistimos, se refería a otra cosa. Tanto a Belén como a Carmen les encantó la película. Carmen incluso insistió en volver en tren a Barcelona con su amiga.

Publicidad