Literatura

Una escritora noruega dice sentirse «capturada» por el independentismo catalán

La escritora noruega Hanne Orstavik
La escritora noruega Hanne Orstavik

La escritora noruega Hanne Orstavik no tiene ninguna obra publicada en nuestro país. Todavía no existe ninguna traducción al catalán o al castellano de ninguno de sus libros. Sin embargo, el Consejo de Diplomacia Pública (Diplocat) consideró que valía la pena invitarla a Cataluña durante unos días, formando parte de una delegación de ocho reconocidos escritores nórdicos, de Suecia a Noruega, Dinamarca, Finlandia o Islandia. El objetivo de Diplocat no era literario sino mostrarles la realidad catalana, lo que provocó ayer diversidad de opiniones sobre la invitación, algunas de las más duras pronunciadas por Orstavik.

Un poco extraña

La autora, quien subrayó que hablaba sin representar a nadie más que a ella misma, aseveró que le parecía un «poco extraña» su presencia en Barcelona teniendo en cuenta que sus libros no están publicados ni en catalán ni en castellano. «La diplomacia siempre busca alguna cosa más, ¿qué es en este caso?», se preguntó, hasta el punto de reconocer que «me he sentido capturada», palabras que luego matizó.

Tras afirmar Orstavik, sin embargo, estar encantada de haber participado en la iniciativa por lo positivo de los contactos con diferentes intelectuales, tanto catalanes como de otros países que ahora residen en Barcelona, afirmó que la primera noche que pasó en la ciudad tuvo la sensación de «estar capturada por el movimiento independentista».

Asimismo, dijo que después de estos días en la capital catalana se le escapaba «un poco el objetivo final de este tipo de intercambio, aunque supongo que forma parte de un trabajo más amplio». «¿Formamos parte de un movimiento de liberación de algún tipo?», se llegó a preguntar.

Ante estas palabras, los periodistas, al acabar la rueda de prensa, le preguntaron por el significado exacto de lo que quería decir y en ese momento indicó que ella lo que se preguntaba era qué estaba haciendo en la ciudad, porque siempre que la invitan fuera de Noruega es para hablar de sus novelas y éstas, ha insistido, no están ni en catalán ni en castellano. Además, después de charlar con diferentes personas se dio cuenta de la pasión que levanta actualmente la «delicada» cuestión del independentismo en Cataluña. «Me preguntaba qué hago aquí y si estaba siendo capturada», agregó.

Por su parte, el secretario general de Diplocat, Albert Royo, salió al paso indicando que los ocho escritores tuvieron una serie de impresiones durante su estancia sin ningún tipo de filtros por parte de la entidad y fue taxativo al asegurar que el objetivo de Diplocat «no es capturar a nadie».

Desde el pasado día 12 los autores nórdicos han participado en diferentes actividades como un taller sobre el papel de la literatura en la sociedad y otro sobre migraciones, literatura y diálogo intercultural con escritores residentes en Cataluña como Amir Ali, Annie Bats o Matthew Tree.

La Generalitat ha querido potenciar la figura del Diplocat y le ha subido el presupuesto de 1.4 millones de euros en 2012, a 2.6 en 2013, cifra considerable en época de recortes