AVE llevará en octubre a Madrid la lucha por el Corredor Mediterráneo

Más de 800 empresarios escenifican en Almería el peso que tienen en la economía las regiones por las que discurrirá esta infraestructura. Antes lo hicieron en Tarragona y Murcia

Vicente Boluda y Juan Roig ayer en Almería con el presidente de los empresarios andaluces y el líder de los empresarios murcianos
Vicente Boluda y Juan Roig ayer en Almería con el presidente de los empresarios andaluces y el líder de los empresarios murcianos

Más de 800 empresarios escenifican en Almería el peso que tienen en la economía las regiones por las que discurrirá esta infraestructura. Antes lo hicieron en Tarragona y Murcia

El final del trayecto será Madrid. El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, anunció ayer la fecha para hacer oír su voz en la capital de España. Será el próximo 3 de octubre. En los tres actos celebrados en defensa del Corredor Mediterráneo desde febrero han conseguido congregar a 1.600 empresarios pertenecientes a las regiones por las que debe discurrir este eje. Los empresarios valencianos viajaron primero a Tarragona, luego a Murcia y ayer Almería. El balance es más que positivo y están seguros de que han logrado la movilización suficiente para acudir allí donde llegan y acaban todas las infraestructuras porque también es donde se toman las decisiones que determinarán el futuro del Corredor.

«La España radial debe completarse con la circular». Este volvió a ser el hilo conductor de la jornada celebrada ayer en Almería. 850 empresarios se citaron en el Palacio de Congreso de Aguadulce. Toda una exhibición de fuerza para hacer ver que las regiones del Mediterráneo son cruciales para el crecimiento de España.

La expedición valenciana partía esta vez del aeropuerto de Manises. La nefasta comunicación entre Valencia y Almería hizo inviable realizar este trayecto en tren, como inicialmente se planeó. Hubiesen sido necesarias once horas de viaje. Al frente de la misma estuvieron de nuevo Vicente Boluda, y el presidente de Mercadona, Juan Roig, pero también los principales empresarios valencianos y catalanes.

Roig quiso mantenerse en un segundo plano, pero le fue muy complicado. «Estamos aquí para evidenciar que Almería pertenece al Corredor Mediterráneo y el Corredor Mediterráneo a España. La riqueza de España además de radial debe ser circular», defendió el presidente de Mercadona, quien prácticamente no daba un paso por el Palacio de Congresos sin recibir un saludo, una felicitación, incluso le pedían fotografías.

Boluda fue el portavoz de los empresarios valencianos. Aseguró que las reivindicaciones realizadas en los últimos meses «no han caído en saco roto». Dijo que el Corredor Mediterráneo está permanentemente en el debate público y que los encuentros están calando porque es una demanda «social, racional y justa». Insistió en que la red central ya existente es compatible con la circular y remarcó que el Mediterráneo tiene un peso fundamental en la industria, el turismo, la agricultura y las exportaciones de España.

Sobre la respuesta obtenida por parte del Gobierno central, Boluda quiso dar un margen de actuación al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que ya les recibió tras el primer encuentro en Tarragona. «Ha empezado a haber planificación, tardía, pero ya hay un equipo trabajando». Será en junio cuando AVE realice la primera evaluación. Además los actos reivindicativos seguirán repitiéndose hasta que el Corredor Mediterráneo sea una realidad. «La razón me dice que hay que seguir reivindicando, pero el corazón me dice: aprender a votar».

Apoyo al corredor central

El mensaje en clave política de Boluda quedó bastante genérico, difícil saber a quién se estaba dirigiendo un empresario que acostumbra a hablar muy claro. Sin embargo, esta frase quedó contextualizada tras la intervención del presidente de la Confederación de Empresarios Andaluces (CEA), Javier González de Lara. Alabó la iniciativa de AVE y calificó la jornada de ayer como un «punto de inflexión» en la «injusta historia» de Almería. Defendió la importancia estratégica de Algeciras, por lo que insistió en que para el puerto andaluz es tan importante el Corredor Mediterráneo como el central, «no son incompatibles, la competencia entre ambos es falsa».

La afirmación no sentó nada bien entre los empresarios valencianos. Las restricciones presupuestarias hacen inviable la ejecución de ambos corredores ferroviarios, además, todavía no han olvidado las palabras de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, quien no dudó en defender ambos ejes en un acto en Xàtiva.