Bonig exige al Consell que explique los ajustes en las cuentas públicas

La Generalitat ha realizado recortes por 78 millones que no han sido aún especificados

La Generalitat ha realizado recortes por 78 millones que no han sido aún especificados.

El PPCV exige que o bien el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, o el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, comparezcan en Les Corts para explicar en qué se van a recortar los 78 millones de euros del acuerdo de no disponibilidad financiera presentado ante el Ministerio de Hacienda. Así lo aseguró ayer la presidenta de los populares de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, durante una comparecencia en la que valoró el primer año de Gobierno del actual Consell.

Desde su punto de vista, estos doce meses del Gobierno del «Titanic» (en lugar de Pacte del Botànic) se podrían resumir con «cero iniciativas, cero resultados», pues «vinieron a rescatar personas y van a hundir el barco». Bonig alertó además de que el actual Consell incluyó 1.325 millones de euros en los Presupuestos de la Generalitat que son «ficticios» y advirtió de que debido a esta «mala gestión», la Comunitat podría verse abocada a un «segundo ajuste».

«Son radicales y sectarios, digan lo que digan», aseguró la presidenta del PPCV, quien añadió que más que un Gobierno «a la valenciana, se trata de un Gobierno a la venezolana». Dijo que siguen «sin hablar de empleo» mientras «atacan a las señas de identad o la libertad de elección de centro educativo».

Criticó también que los «proyectos estrella» del actual Consell del PSPV y Compromís, proceden de la etapa anterior del PP, como «el cheque energético, el plan Avalem Joves o la reivindicación del Corredor Mediterráneo y del cambio de modelo de financiación».

Afirmó rotundamente que el actual Consell «no trabaja», lo que se demuestra con el hecho de que no hayan planteado «ni una sola ley o plan nuevo para generar empleo o riqueza, e indicó que el Ejecutivo tiene 2.500 millones de euros paralizados, que generarían 32.000 nuevos empleos».

Además, criticó que no han respondido al 70 por ciento de las solicitudes de documentación formuladas por el PP, lo que les ha obligado a presentar seis recursos contencioso administrativos. «No hay voluntad de dar información y que el PP fiscalice la labor de su Gobierno».

Preguntada por las últimas declaraciones del cardenal Antonio Cañizares sobre la familia y su llamada a no cumplir las leyes de género, Bonig señaló que el arzobispo está «en el ejercicio de su derecho» cuando defiende «el ideario y los principios y valores» de la Iglesia católica, así como a «una parte importante de ciudadanos que creen en esa concepción». Concluyó que «este es un país libre para manifestar la opinión».