Bonig insiste: el modelo educativo valenciano «copia literalmente» el del «procés» independentista catalán

El PP asegura que va a «dejarse la piel» para que se garantice la libertad de los padres y Oltra confía en que se resuelvan discrepancias

El PP asegura que va a «dejarse la piel» para que se garantice la libertad de los padres y Oltra confía en que se resuelvan discrepancias

La portavoz de PP en Les Corts y presidenta del PPCV, Isabel Bonig, afirmó ayer que el modelo educativo del Gobierno valenciano, formado por PSPV y Compromís, «copia literalmente» el del «procés» independentista en Cataluña. Aseguró también que el PP «se va a dejar la piel» para que se garantice la libertad de elección de los padres.

Bonig hizo estas declaraciones a los periodistas en Les Corts antes de reunirse con las asociaciones de padres y plataformas para valorar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que declara la nulidad parcial del decreto de plurilingüismo, modificado posteriormente por el Consell, y que a juicio de la dirigente popular «ha sido un misil en la línea de flotación de la política lingüística de Puig».

La líder del PPCV lamentó que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, «no dijo toda la verdad» el pasado jueves en la sesión de control de Les Corts al afirmar que el PP de Cataluña ha copiado el modelo valenciano en su propuesta para el modelo lingüístico en las aulas.

«El estatuto de autonomía catalán dice que todos los catalanes tiene el derecho y la obligación de saber, conocer y hablar el catalán», explicó Bonig, mientras que el estatuto de la Comunitat Valenciana establece que «todos los valencianos tienen el derecho a usarla, a conocerla y promocionarla» y por lo tanto «no se establece una obligación».

Señaló asimismo que en el caso de Cataluña las familias acudieron al Tribunal Supremo por el «incumplimiento sistemático» de la obligación de escolarizar también en castellano, y el tribunal estableció que al menos el 25 por ciento tendría que ser en castellano.

A juicio de Bonig, la sentencia del TSJCV sobre el decreto de plurilingüismo «pone de relieve que este proceso y el proyecto lingüístico que tiene Puig para esta Comunitat es nulo y atenta contra la libertad y la igualdad que consagra la Constitución española», y enumeró además doce colegios públicos «donde no hay ni una sola oferta en castellano».

«El PP quiere estar al lado de todas las familias desatendidas por este gobierno y afear las mentiras de un modelo que copia literalmente el modelo que se ha llevado en Cataluña por el independentismo catalán», agregó.

Oltra confía

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, tras el pleno del Consell y al ser preguntada si temía la paralización del decreto de plurilingüismo ante un posible recurso de inconstitucionalidad del Gobierno, aseguró que no cree que exista «mayor problema» y se resolverá la discrepancia «de manera satisfactoria por las dos partes», y con ese fin tratará la cuestión con el Ministerio de Educación.