Buch elimina la publicidad en los aviones y Ryanair estudia su futuro

La compañía advierte de que en 2013 reducirá capacidad de pasajeros

La compañía ganó el concurso por primera vez en 2010 por 1,5 millones de euros
La compañía ganó el concurso por primera vez en 2010 por 1,5 millones de euros

Este año no saldrá a concurso la publicidad de la marca turística de la Comunitat Valenciana -la clásica imagen de la palmera- en los aviones de alguna de las compañías aéreas que trabajan en los aeropuertos de la Comunitat. Diversas empresas aspiraban siempre a esta campaña, llegando incluso a crearse enfrentamientos entre algunas de ellas, sobre todo entre Air Nostrum y Ryanair, esta última polémica pero exitosa «low-cost».

Fuentes de la compañía irlandesa, que fue la adjudicataria la última vez que salió el concurso en 2010, advirtieron ayer de que, aunque todavía es pronto para realizar valoraciones, el 2013 se prevé ya de por sí muy difícil, y que la existencia de acciones promocionales es importante.

Problemas en Alicante

Señalaron que está previsto reducir capacidad de pasajeros en todo el país, puesto que «los aeropuertos españoles no son competitivos». Además, en el caso de la Comunitat, recordaron que en el aeropuerto alicantino de El Altet, donde este año se ha perdido un millón de pasajeros, «ya están las cosas bastante difíciles».

De esta forma, se referían a la prohibición realizada por AENA en cuanto al embarque de los pasajeros a pie de pista, algo que la firma irlandesa realizaba habitualmente, mientras que ahora debe usar pasarelas.

Con todo, desde la empresa indicaron que «cada vez es más caro volar» y señalaron que, aunque la época estival ya está a la venta, el «momento clave» será la de invierno.

No es la primera vez que la compañía aérea utiliza este concurso de publicidad para amenazar con reducir rutas desde la Comunitat. Es más, llegó a eliminar la base aérea con la que contaba en el aeropuerto de Manises al considerar que la Generalitat valenciana no le proporcionaba las suficientes ayudas.

Además, criticaba que la valenciana Air Nostrum era la que siempre resultaba ganadora del concurso publicitario por un precio mucho mayor al real.

Ryanair ha contado siempre con un elevado poder de negociación, dado el importante número de pasajeros que transporta desde todos los países europeos hasta la Comunitat. Fuentes de la Generalitat reconocieron hace unos meses que la compañía «no tiene rival» a la hora de cumplir con los requisitos en cuanto al número de viajeros transportados y, por supuesto, en lo referente a la oferta económica.

Ryanair presentó una propuesta por 1,5 millones, cuando el contrato era de 13,5.

Pero este año ya no hay chantaje posible, porque el Consell, concretamente la Conselleria de Economía, de la que ahora depende Turismo, ha decidido eliminar directamente esta partida, y no es de extrañar en un momento en el que la austeridad es el principio que rige el funcionamiento de todos los Departamentos.