Caixa Ontinyent decide hoy si acepta a los candidatos para la dirección

La Ley exige que tengan los conocimientos necesarios y sean profesionales

Esta caja es la primera que renueva sus Órganos de Gobierno desde que entró en vigor la nueva Ley
Esta caja es la primera que renueva sus Órganos de Gobierno desde que entró en vigor la nueva Ley

La Comisión Electoral de Caixa Ontinyent, la única entidad autóctona que queda en la Comunitat Valenciana, deberá decidir esta tarde si acepta o no a los cinco candidatos que optan a ocupar los sillones en el Consejo de Administración y la Comisión de Control de la Caja.

De esta forma, la entidad estrena la nueva Ley que entró en vigor en 2010 y que obliga a que la mayoría de los miembros de los Órganos de Gobierno de las cajas acrediten conocimientos específicos en la materia y experiencia en funciones en la misma entidad financiera o en otras de un tamaño análogo.

El Banco de España, el despacho Cuatrecasas y la Confederación Española de Cajas de Ahorros, enviaron el viernes pasado sendos informes a Caixa Ontinyent, a petición su Comisión Electoral, en el que advertía de que los cinco candidatos -tres para el Consejo de Administración y dos para la Comisión de Control- no presentan los requisitos necesarios o, al menos, estos no se desprenden de los currícula presentados.

De los tres candidatos al Consejo, uno ha sido elegido por los impositores, otro por la Generalitat (Javier Aparicio) y otro por la Fundación Universitaria Vall d'Albaida. Por su parte, los dos aspirantes a ocupar nuevos cargos en la Comisión de Control, han sido nombrados por los empleados y por la Fundación antes citada.

Estas cinco personas han podido ir aportando nuevos datos a lo largo de esta semana para acreditar que sí cumplen o no con los requerimientos de la norma. Esto es lo que tendrá que valorar hoy la Comisión Electoral. Es decir, se podría dar la situación de que se tumbaran los cinco candidatos, aunque no parece lo más probable.

Fuentes de la Caja explicaron que esperan que el informe que está realizando el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) aporte algún nuevo matiz que pueda servir para dar con una solución, como por ejemplo, establecer un periodo de transición para poder adaptar los Órganos de Gobierno a la normativa.

Se da la circunstancia de que, puesto que no se eligen todos los cargos ahora, ya que algunos se renovarán dentro de tres años, habrá personas que no cumplan con las cláusulas de la norma.

Desde la Caja desmintieron que esta operación se haya realizado por cualquier tipo de rencilla política entre el hasta ahora presidente, Rafael Soriano -que no ha sido encumbrado por la Generalitat para que opte de nuevo al cargo- y el candidato del Consell, Aparicio. Indicaron que lo único que intentan es cumplir con la Ley, puesto que el Banco de España les ha advertido que esta se aplicará en toda su literalidad.