Cierval anima a invertir en Argelia, «está más cerca que Madrid»

Las constructoras son empresas más demandadas en el país africano

El presidente Fabra recibió ayer al embajador de Argelia en España
El presidente Fabra recibió ayer al embajador de Argelia en España

Argelia. País de oportunidades, necesita empresas con experiencia en construcción y, además, está más próximo de lo que parece. Con estos argumentos animaba ayer el presidente de la patronal Cierval, José Vicente González, a los empresarios valencianos a explotar las posibilidades que ofrece esta región que «queda más cerca de Alicante que Madrid, a tan solo 295 kilómetros».

En los últimos cinco años las exportaciones a Argelia han aumentado un 65 por ciento, en 2012 el porcentaje se elevó hasta el 32, la mayor parte son productos azulejeros y esmaltes, apuntó González.

Cierval celebró ayer una reunión con el embajador de Argelia en España, Mohammed Haneche, quien previamente fue recibido por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. En el encuentro también participaron la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, y el de Economía, Máximo Buch.

Haneche explicó que su visita a Valencia tiene como objetivo aumentar las relaciones existentes entre ambos territorios, traducida en cifras asciende a 800 millones, pero «queremos superar los mil». De hecho, tal es el interés del Gobierno argelino por aumentar el volumen de negocio que ha organizado del 10 al 15 de abril un foro de intercambio empresarial. De los valencianos destacó el gran conocimiento adquirido en materia de construcción y la gran capacidad del puerto de Valencia, «es nuestra ventana a Europa».

De lo que dijo no tener constancia es de que entre el empresariado argelino haya interés en adquirir alguna de las infraestructuras para los que la Generalitat busca inversores.

Lo que sí tiene cada vez más éxito entre los inversores de este país del norte de África, son los inmuebles. Bonig dijo que el número de viviendas compradas por argelinos ha pasado de 200 en 2010 a 1.400 en 2012, una importante progestión.

Relajar el déficit

González se refirió al hecho de que la Generalitat tenga que hacer frente a nuevos ajustes para acercarse a la cifra de déficit exigida por el Gobierno central. Solicitó al Ejecutivo de Rajoy que presione en Bruselas para relajar los plazos de cumplimiento. Sin embargo, admitió que la Generalitat tiene que reducir la Administración y redirigir el modelo económico hacia sectores con valor añadido.