¿CUÁNTO DEBE COMER UN BEBÉ?

Los padres deben decidir qué come el bebé y cuándo come y el bebé cuánto. Hay que ofrecer alimentos sanos, sin procesar y libres de azúcares

Los padres deben decidir qué come el bebé y cuándo come y el bebé cuánto. Hay que ofrecer alimentos sanos, sin procesar y libres de azúcares

Algunas madres presentan dudas en cuanto a la cantidad de comida que un bebé debería de tomar. Cuando los profesionales aconsejamos sobre el inicio de la alimentación complementaria siempre hacemos hincapié en que la leche debe de seguir siendo el principal alimento durante el primer año de vida. Los padres son los que deben decidir qué come el bebé y cuándo come y es el bebé quien decide cuánto.

Va a depender de muchas cosas, principalmente del hambre que tenga, y de su capacidad gástrica, (que a modo solo de orientación suele estimarse en unos 30 mililitros por kilogramo de peso del bebé), pero además también depende de la densidad energética de los alimentos que se le den, no es lo mismo tomar fruta que arroz.

Sobre los siete meses los niños ya han probado por lo menos tres alimentos de cada grupo o sea; tres frutas, tres verduras, tres tipos de hidratos de carbono (pan, arroz, pasta, alguna legumbre) y tres tipos de proteínas (carnes, pescados, huevo). Por lo que puedes ir dando alimentos sólidos o triturados dependiendo de sus preferencias en cada comida. Así que como la leche sigue siendo su principal alimento, debemos intentar que el resto de alimentos no la desplacen.

Los expertos recomiendan introducir otros alimentos diferentes a la leche a partir de los seis meses. Pero cada niño es diferente, los hay que en una comida toman un buen plato, que podríamos estimar entre 60-120 gramos en cambio otros con dos o tres cucharadas tienen suficiente. No es mejor comedor uno que otro, sino que cada uno necesita su tiempo, para ir acostumbrándose a los nuevos sabores.

Sin embargo, no recibe los mismos nutrientes el que come una cantidad que otra, por lo tanto habrá que ofrecer más veces al que come menos, sobre todo porque no debemos desaprovechar el interés que el niño muestra a esta edad para probar nuevos alimentos.

En estos casos diría que lo ideal sería cada vez que los padres coman, ofrezcan al lactante. La comida es un hábito que se aprende, los niños cuando comen acompañados lo hacen mejor. No siempre existe la posibilidad de comer todos juntos, pero es importante que en algún momento del día se haga, ofreciendo al niño alimentos sanos y adaptados a su edad, lo menos procesados posibles, evitar los refinados y sobre todo libres de azúcares. Es decir que los hábitos de alimentación familiar sean lo más sanos posibles. Y como ya he comentado, elige tú qué come y cuándo, dejando que sea el mismo quien determine la cantidad.

Surge muchas veces la duda de cómo hacer con un bebé de 12-15 meses que no acepta la fruta sin triturar, sabiendo que es una sana costumbre darla de postre.

No todos los niños aceptan por igual las texturas de los alimentos, por lo tanto, si prefiere triturado no hay problema en ello, no tiene por qué ser la típica papilla de pera, manzana, plátano y naranja triturada con la túrmix, puede ser cualquier fruta bien pisada con un tenedor, y de este modo el niño se habitúa a texturas menos licuadas. En ocasiones aceptar una alimento nuevo requiere probarlo muchas veces y de diversas formas.

Otra de las dudas frecuentes es cual es la edad para comenzar a dar leche de vaca.

La recomendación es que a partir del año, una bebé sano, puede empezar a tomarla, incluso antes, en pequeñas cantidades, y al hablar de pequeñas cantidades me refiero a platos que en su elaboración utilicemos leche de vaca, puesto que mi recomendación es que el niño tome la comida familiar.

El motivo por el cual no dar antes del año de edad como bebida habitual leche de vaca, se debe principalmente a la inmadurez renal, los riñones del bebé no están preparados para un nivel tan alto de proteínas, y además se trata de un alimento pobre en hierro.

Pueden enviar sus preguntas a consultalactancia@larazon.es