El Consell donará pisos y solares a Agricultura y Bienestar si no los vende

A finales de marzo saldrán a subasta 53 inmuebles procedentes de herencias sin testamento

Edificios de empresas públicas, como el Instituto Valenciano de Finanzas, también están en venta
Edificios de empresas públicas, como el Instituto Valenciano de Finanzas, también están en venta

La Generalitat valenciana subastará a finales de próximo mes de marzo un total de 53 propiedades procedentes de herencias sin testamento en la que será la primera subasta pública de este tipo de bienes que forman parte del patrimonio de la Admnistración valenciana. Aquellas propiedades que no consigan venderse, ya sean pisos o solares, serán donados a las Conselleries de Bienestar Social y Agricultura para uso asistencia o agrícola.

Así lo explicaron desde la Conselleria de Hacienda y Administración Pública, la encargada de enajenar todas estas propiedades y de llevar a cabo el plan de optimización de los recursos públicos de la Generalitat valenciana, aprobado en 2012.

Con la venta de estos inmuebles la Generalitat prevé ingresar entre 1,5 y 2,1 millones de euros, dependiendo de si se consigue la venta por el precio de salida o si se tiene que llegar a sucesivas subastas (se pueden hacer hasta cuatro).

Del total de bienes que se incluyen en este lote, forman parte dos solares, 25 parcelas rústicas y una perteneciente a suelo industrial, 22 viviendas y una plaza de garaje. Las propiedades están repartidas entre las tres provincias de la Comunitat, además de una parcela rústica en Cantabria y una vivienda en Barcelona.

Optimización

El Consell continua de esta manera impulsando la optimización del patrimonio de la Generalitat con la subasta de bienes inmuebles que forman parte de sus propiedades y que no necesita para el cumplimiento de sus fines institucionales.

En esta línea de ahorro, la Generalitat está desarrollando también una política de recortes en materia de alquileres, bien sea a través de la rescisión de algunos de los contratos en vigor o con las negociaciones a la baja en el precio de estos arrendamientos.

En este sentido, durante los ejercicios 2011 y 2012, se han rescindido 53 de 145 contratos de alquiler que tenía la Administración valenciana, pasando así de un gasto de algo más de nueve millones de euros a 4,3.

Es más, el ahorro efectivo del Consell en materia de alquileres supera la estimación inicial en un 17 por ciento, concretamente 637.000 euros más de los previstos. Además, según las mismas fuentes, se está procediendo a la revisión del patrimonio de organismos, empresas y fundaciones de la Generalitat con el objetivo de reducción de los gastos, mediante la correspondiente revisión a la baja de las rentas o la rescisión de contratos en su caso.

En cuanto a la previsión de ahorro para este año, se espera rescindir 17 contratos de arrendamiento sobre un total de 92, que actualmente suponen un gasto de 4,6 millones de euros. Esta revisión supondrá un ahorro de más de dos millones de euros.

Los restantes 75 contratos que seguirán vigentes se destinan a uso asistencial, como juzgados, centros de salud, Servef..., por lo que no se rescindirán pero sí se intentará negociar a la baja sus importes.

El plan de optimización del patrimonio fue aprobado a principios del año pasado por el entonces conseller de Hacienda, José Manuel Vela. Además, está incluido en el Plan Económica Financiero 2012-2014 que la Generalitat remitió al Ministerio de Hacienda con el fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos de déficit.

Dentro de esta plan de venta de patrimonio se incluyen edificios emblemáticos como el del antiguo hospital de la Cigüeña, que en la actualidad es la sede de las Conselleries de Agricultura y Bienestar Social, o el de la Conselleria de Economía, situado en la calle Colón y por el que ya se han presentado suculentas ofertas de compra, aunque por ahora no se ha cerrado ninguna.