El juez archiva la denuncia contra Ricardo Costa por «vaga e imprecisa»

El diputado «popular» Ricardo Costa presentará una denuncia por injurias y calumnias contra el denunciante
El diputado «popular» Ricardo Costa presentará una denuncia por injurias y calumnias contra el denunciante

El magistrado Juan Climent, de la Sala de lo Civil y Lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, ha archivado la denuncia presentada contra el diputado valenciano, Ricardo Costa, por el exescolta del empresario Luis Batalla, que aseguraba que el aforado había recibido un maletín lleno de dinero por parte de uno de los directivos del grupo.

Tanto el magistrado, como el Ministerio Fiscal, como la unidad policial movilizada al efecto llegaron a la conclusión de que no existía ni un solo indicio que pudiera apuntalar la teoría enunciada por el denunciante en su comparecencia ante el teniente fiscal de la Fiscalía de Castellón el 14 de diciembre de 2012.

Según dijo el denunciante en su día, el 26 de enero de 2007, Gabriel Batalla y su escolta fueron a la plaza de la Virgen de Valencia portando un maletín que contenía «mucho dinero», según asegura el escolta que le dijo su jefe. Tras pasar por el Palau de la Generalitat, el escolta y su jefe se fueron a la cafetería de un gimnasio, y allí apareció Ricardo Costa quien se subió al coche y, tras unos minutos de conversación con Gabriel Batalla, bajó del coche con el maletín en sus manos.

Señala la Policía Judicial «que el resultado de las diligencias de investigación realizadas ha sido negativo y con los datos de los que se dispone hasta el momento no se aprecian indicios que permitan constatar los hechos denunciados».

En el mismo sentido se manifiesta el Ministerio Fiscal que estima que «no ha quedado debidamente acreditada la perpetración de los delitos que han dado lugar a la formulación de esta causa y haberse agotado las diligencias de investigación que podían practicarse».

Por ello, el magistrado instructor decide acordar «el sobreseimiento provisional de las presentes diligencias previas».

Es también importante señalar que la Fiscalía de Valencia en su informe señala que «ninguno de los extremos de la denuncia ha quedado acreditado», y que «se trata de una vaga e imprecisa afirmación», con lo que no se sale mucho del criterio de su señoría.

Pero además la Fiscalía refleja que «resulta altamente significativo que conociendo el denunciante los hechos que denuncia desde el 26 de enero de 2007, nada dice ni consta que manifieste ante autoridad alguna hasta el 14 de diciembre de 2012, es decir, cinco años después de que haya ocurrido, y después de haber sido despedido».

Llama la atención que el juez instructor ofició el encargo de verificar la denuncia a la Unidad Central de Delincuencia Económica, de Madrid, que ya ha investigado a Ricardo Costa en una pieza de la trama Gürtel, y no le encarga dicho cometido a agentes valencianos. Por su parte, Ricardo Costa, concluida ya la instrucción de esta causa, presentará denuncia por la vía penal contra el exescolta de Lubasa acusándole de denuncia falsa, así como de injurias y de calumnias.