El PP estrena gestora con la vista puesta en 2019

Maíllo afirma que habrá congreso provincial aunque advierte de que no se celebrará hasta que la unidad esté garantizada tras la votación

La secretaria general Eva Ortiz, el coordinador general del PP, Fernando Martínez- Maíllo, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y en primera fila, Elena Bastidas y el presidente de la gestora, Rubén Moreno

Maíllo afirma que habrá congreso provincial aunque advierte de que no se celebrará hasta que la unidad esté garantizada tras la votación

El Comité Ejecutivo Regional del PPCV dio su visto bueno a la constitución de una gestora para el PP de la provincia de Valencia. La reunión fue meramente formal dado que la decisión se acordó hace dos semanas ante la imposibilidad de que el Congreso del PP de Valencia se celebrase en un clima de «normalidad».

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, insistió en que el PPCV es una pieza fundamental del partido y que debe ponerse a punto para conseguir ganar las elecciones en 2019. «Debemos ser un modelo de unidad de cara al futuro», apuntó aludiendo a los problemas que atraviesan otros partidos como Ciudadanos o el PSPV.

Sobre la fecha en la que se celebrará el congreso, únicamente dijo que los Estatutos marcan que las gestoras tienen una duración de seis meses, un periodo de tiempo que puede ampliarse tanto como sea necesario para garantizar que tras la votación al candidato «hay unidad». Sin embargo, insistió en que se acabará celebrando. «No estamos hurtanto a nadie el derecho al voto».

Martínez- Maíllo agradeció al ya ex presidente provincial, Vicente Betoret, su generoridad por haber aceptado esta decisión complicada y aseguró que, ahora sí, todas las partes «están actuado con lealtad al partido».

Betoret, miembro nato del Comité Ejecutivo por su condición de presidente provincial prefirió no asistir a la reunión. En un comunicado explicó que de esta forma se reforzaba su voluntad de «dar un paso atrás» para rebajar la tensión. Su principal contrincante, la portavoz del PP en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, sí que acudió.

Por su parte la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, se mostraba ayer muy satisfecha. «Lo importante era desbloquear esta situación». Insistió en que la constitución de la gestora ha sido una decisión tomada de manera conjunta con la Dirección Nacional del partido y enfatizó que este partido tiene que centrarse en ver cómo «solucionan los problemas de los valencianos creados por los Gobiernos del cambio».

También aseguró que en los próximos días comenzarán a convocarse los congresos locales. Según marcan los estatutos, estos deben realizarse tras los provinciales, por lo que, en el caso de Valencia, habrá que buscar el encaje legal para evitar que cualquier candidato que no esté conforme con el resultado un cónclave puede impugnarlo.

¿Bastidas presidenta?

La sorpresa de la tarde fue la salida de la gestora de la número uno por Valencia a las pasadas elecciones, la ex alcaldesa de Alzira y diputada nacional, Elena Bastidas. Desde que se anunció que el presidente de este órgano sería el diputado por Valencia, Rubén Moreno, se dio por seguro que le acompañaría Bastidas; la diputada autonómica, María José Català; el ex director general de Evaluación Ambiental, Juan Giner; la diputada autonómica Blanca Garrigues, y el senador Antonio Clemente.

Sin embargo, Bastidas quedó ayer fuera de este organismo, una maniobra que se relaciona con el hecho de que finalmente sea ella en quien confían ambas direcciones para que lidere el partido, dejando así fuera tanto a Contelles como a Betoret.