El PP pide que se anule el plan de aulas públicas para niños de 2 a 3 años

Denuncia que es más caro, que no se puede llevar a la práctica y que no ha habido consenso

La portavoz adjunta del PP en Les Corts, María José Catalá, junto al portavoz popular en el Ayuntamiento, Alfonso Novo
La portavoz adjunta del PP en Les Corts, María José Catalá, junto al portavoz popular en el Ayuntamiento, Alfonso Novo

El PP valenciano presentará una moción en todos los ayuntamientos de la Comunitat para instar al Consell a que anule el proyecto experimental de aulas de dos a tres años en determinados centros de Infantil y Primaria. Los populares consideran que la medida puesta en marcha por el Gobierno de Ximo Puig no ha contado con el consenso de los afectados, es más cara que el sistema actual de ayudas (se desconoce lo que costará crear nuevas aulas y contratar más personal) y pone en peligro 5.000 empleos.

Según explicó ayer la portavoz adjunta del PP en Les Corts, María José Catalá, la Generalitat ha puesto en marcha este programa sin informar a los consistorios y sin tener en cuenta si las instalaciones cumplen con el Decreto 2/2009 por el que se establecen los requisitos mínimos que deben cumplir los centros que impartan el primer ciclo de la Educación Infantil.

Catalá defendió que no existe ningún país europeo en el que funcione el sistema que quiere implantar la Conselleria de Educación en la Comunitat Valenciana, pues en ellos predomina el mismo modelo que ha desarrollado el Partido Popular del bono y el cheque escolar, además de las deducciones fiscales y ayudas a las familias, así como la escolarización de los niños de 0 a 3 años en centros específicos y preparados para esta etapa.

Por su parte, el portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo, informó de que la moción que presenta el PP en Valencia incluye una propuesta de acuerdo para que se incremente la partida destinada al cheque escolar en el próximo presupuesto en tres millones de euros hasta llegar a seis, con el doble objetivo de incrementar su importe y conceder el cheque a más familias. Recordó que el tripartito no ha agotado la partida actual del cheque escolar, dejando 500.000 euros de ayudas por conceder, y que este recorte ha provocado que 1.200 familias se queden sin ayuda con respecto al año anterior.

Como argumentos para la defensa de su rechazo al plan del Consell, los populares advierten de que la idea del conseller Vicent Marzà, al que calificaron como el «Atila de la Educación Infantil», supone la «defunción de las más de 600 escuelas infantiles que prestan servicio en la Comunitat, de las que 190 lo hacen en la ciudad de Valencia, y la pérdida de más de 5.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Por todo ello, tras efectuar un estudio de necesidades en la ciudad de Valencia y el resto de municipios de la Comunitat consideran urgente la elaboración de un mapa escolar de 0 a 3 años que detecte la insuficiencia de puestos.