El PP valenciano remonta

Los populares consiguen 13 diputados frente a los 11 de las elecciones de diciembre. A la Valenciana confirma el «sorpasso»

La Razón
La RazónLa Razón

Quizás sea el efecto «Brexit», quizás la desilusión con Ciudadanos, pero la cuestión es que el PP de la Comunitat Valenciana logró ayer una importante remontada con respecto a las elecciones del pasado 20 de diciembre, al pasar de 11 a 13 diputados. Concretamente, los populares arañaron un diputado más en la provincia de Valencia, donde consiguieron seis, y otro en Alicante, con cinco representantes. En Castellón conservaron los dos de las últimas elecciones. La presidente del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, no podía esconder su alegría al conocer los resultados. Tras unos meses que no han sido fáciles, la líder de los populares aseguró que los votantes han valorado el «trabajo bien hecho» y han apostado por «la estabilidad».

Achacó el incremento de votos a una movilización de electorado que en diciembre se abstuvo y al regreso de votantes que migraron a Ciudadanos.

Por otra parte, la coalición de A la Valenciana, conformada por Podemos, Compromís y EU, revalidaron el «sorpasso» efectuado a los socialistas en diciembre, con nueve diputados frente a los seis conseguidos por el PSPV, que pierde de esta forma un escaño en el Congreso. Sin duda una mala noticia para el presidente de la Generalitat, Ximo Puig (PSPV), que comparte Consell con Mónica Oltra (Compromís) y que puede verse obligado a realizar algún cambio en su Gobierno, incluso con una posible entrada de Podemos en el equipo.

La coalición de Oltra con Podemos obtuvo cinco diputados en la provincia de Valencia, tres en Alicante y uno en Castellón. Los socialistas, por su parte, mantuvieron sus tres diputados en Valencia, perdieron uno en Alicante, quedándose con dos, y conservaron a su representante por Castellón.

Oltra señaló tras conocer los resultados que estos no habían estado «a la altura de lo esperado», puesto que «era muy difícil» de conseguir, pero insistió en «seguir luchando» por conseguir un gobierno de progreso. Asimismo, agradeció el apoyo recibido para «hacer visibles a los invisibles».

Por su parte, Ciudadanos, el partido representado en Les Corts por Alexis Marí, conservó sus cinco diputados, una buena noticia teniendo en cuenta la debacle experimentada en el plano nacional. Este partido cuenta con dos diputados valencianos, otros dos en Alicante y uno en Castellón.

Por lo que respecta a la participación, en la Comunitat Valenciana fue del más del 74 por ciento, la más alta de toda España, aunque siete puntos por debajo de la obtenida en los comicios de hace seis meses.

Por la mañana, todos los cabeza de lista de los partidos de la Comunitat y representantes del Consell, Diputaciones y Ayuntamientos, acudieron a su cita con las urnas. Algunos fueron más madrugadores que otros. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, fueron los que más pronto ejercieron su derecho a voto, ambos a primera hora de la mañana.

El alcalde manifestó que los valencianos necesitan un Gobierno central que «trabaje por la ciudad» y por la Comunitat Valenciana. Tanto Puig como Oltra, coincidieron también en su deseo de que de estas elecciones salga un gobierno de España aliado y que atienda las reclamaciones e intereses de la Comunitat Valenciana.

Ximo Puig, quien votó en su localidad natal, Morella (Castellón), afirmó que los valencianos necesitan «un gobierno que atienda las reclamaciones justas de la Comunitat». Oltra, quien ejerció su derecho en Riba-roja acompañada de su familia, confió en que de las urnas salga «un Gobierno en España aliado de las personas, que las rescate y que atienda los intereses valencianos».

Los cabezas de lista de los diferentes partidos votaron a lo largo de la mañana en sus municipios. La número uno del PP al Congreso por Valencia, Elena Bastidas, lo hizo en Alzira, donde pidió a los ciudadanos que acudieran a las urnas.