El viento derriba árboles, cornisas y hasta una escultura de Ripollés

Las ráfagas de aire superaron los 110 kilómetros por hora en Castellón

Estado en que quedó la escultura del escultor castellonense
Estado en que quedó la escultura del escultor castellonense

Rachas de viento que llegaron a alcanzar los 113 kilómetros por hora derribaron ayer árboles y cornisas en diferentes puntos de la Comunitat Valenciana.

Sin duda, la demostración más espectacular de la fuerza del viento fue el derribo de una escultura del artista Ripollés, ubicada en una de las rotondas de acceso a la ciudad de Castellón.

Los consorcios provinciales de bomberos realizaron durante la mañana de ayer una veintena de servicios relacionados con el fuerte viento.

La zona donde sopló el viento con mayor intensidad fue en el norte de la provincia de Castellón, con mediciones de 113 kilómetros por hora en Castellfort y 84 kilómetros en Vinaròs, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología.

En la provincia de Valencia, las rachas alcanzado los 70 kilómetros por hora en la capital y en Utiel, mientras que en Alicante oscilaban entre los 72 kilómetros de Xàbia, los 69 de la capital y los 67 de Pinoso.

La web Meteoclimatic ofrecía valores algo superiores, como los 120 kilómetros por hora de La Jana y los 114 de Catí, en la provincia de Castellón, y los 98 de Calpe y los 93 de Muchamiel, en la provincia de Alicante.

Pero sin duda, la consecuencia más espectacular del episodio de vientos que están azotando la Comunitat en los últimos días, se registró ayer en Castellóncon la caída de una escultura del castellonense Ripollés que se alzaba en una de las rotondas de acceso a la capital.

El suceso se produjo sobre el mediodía y no provocó ningún percance. La zona fue acordonada por la Policía Local, que se encargó de regular el tráfico.

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, el concejal de Seguridad Pública, Joaquín Torres, y el artista Ripollés se acercaron a la zona, junto con el ingeniero del proyecto y los artesanos encargados de su realización, además de la Policía Local y los bomberos.

El alcalde de Castellón lamentó lo ocurrido y destacó que el lunes se convocará una reunión entre el Ayuntamiento, el artista, el ingeniero y los artesanos para analizar la situación y las actuaciones que se llevarán a cabo con el fin de levantar de nuevo la escultura.

En el municipio de Alcora, un árbol cayó sobre un vehículo que circulaba en esos momentos por la CV- 190, aunque el espectacular incidente no causó daños personales.

Los bomberos también retiraron planchas metálicas caídas en un aparcamiento de Benicàssim, en una nava industrial de Almassora, en la piscina cubierta de Alcora y en la autopista AP-7 a su paso por el término de Oropesa.

En Batxí se cayó la pared de un patio de un edificio de viviendas, que arrastró varias cables eléctrico y provocó la interrupción del suministro eléctrico en algunas viviendas.

En la provincia de Valencia, los bomberos realizaron algo más de 30 servicios por incendios de matorrales, caídas de árboles, saneamiento de fachadas y caída de paneles, estructuras metálicas, persianas y carpas, especialmente en municipios de L'Horta y Camp del Túria, como Paterna, Torrent y Catarroja.

En la provincia de Alicante, los bomberos realizaron al menos diez servicios para sanear fachadas en diferentes municipios del litoral para evitar la caída de cascotes a la vía pública.