Felices fiestas y sin crisis

El ligero descenso del paro que se ha producido el último trimestre del año y el retorno de la paga extra a los funcionarios, auguran buenas cifras

La mejora en ciertos indicadores económicos ayuda a que el consumidor recupere la confianza
La mejora en ciertos indicadores económicos ayuda a que el consumidor recupere la confianza

Valencia- La Comunitat Valenciana tiene en este momento 561.618 desempleados, más de medio millón de valencianos que siguen esperando a que llegue su momento. Una cifra que, sin dejar de ser del todo dramática, es inferior a la del año pasado por estas mismas fechas, cuando había un 2,32 por ciento más de parados.

Este ligero repunte en el número de empleados, junto con el hecho de que los funcionarios sí que han cobrado este año su paga extraordinaria de Navidad, conducen a pensar que las entrañables fiestas navideñas serán este año además un poco más rentables para la Comunitat.

Los buenos indicadores tienen un claro efecto psicológico en la sociedad, puesto que aumenta la confianza del consumidor que, de esta forma, toma decisiones favorables, es decir, gasta más. Si en los medios aparecen informaciones de que aumentan las cifras de venta en el consumo, suben las exportaciones y crece la creación de empresas, la ciudadanía relaja su bolsillo porque tiende a pensar que algo está cambiando.

Según los estudios realizados por la Conselleria de Economía, el consumidor español está valorando de una forma más positiva la situación actual, así como las expectativas de futuro. El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se situó en noviembre en 72,3 puntos, aumentando siete puntos sobre el mes anterior y 27 sobre el mes de noviembre del año pasado.

Este resultado tan favorable se debe a una mejor valoración tanto de la situación actual como de las expectativas de cara al futuro.

Los últimos datos de las ventas del comercio minorista correspondientes al mes de septiembre crecieron un 0,7 por ciento. Las perspectivas de las diferentes asociaciones de comercios también apuntan a que este periodo navideño va a ser mejor que el del año pasado. Además, hay que destacar que en la Comunitat los comercios abren sus puertas los festivos seis de diciembre y los siguientes tres domingo, 15, 22, y 29, unas fechas en las que las cifras de ventas son siempre bastante elevadas puesto que se aprovecha para realizar la mayoría de las compras navideñas.

Además, esto se fomenta gracias al fenómeno que se viene produciendo en los últimos años que consiste en que la mayoría de los comercios instauran descuentos mucho antes de que empiece la temporada de rebajas, por lo que los consumidores pueden disfrutar ya mismo de precios más bajos.

El comercio del centro de la ciudad de Valencia está especialmente satisfecho y esperanzado este año por la instalación de la pista de patinaje de hielo en la Plaza del Ayuntamientos. Esta iniciativa, sufragada por los propios comerciantes, atraerá a cientos de personas al céntrico enclave que, se supone, aprovecharán para dar una vuelta por las tiendas del centro y realizar alguna que otra compra. Habrá que esperar para ver si finalmente se cumplen las expectativas.